/EFE.

ONU retira temporalmente de Siria a su personal “no esencial”

La ONU informó hoy que retiró temporalmente de Siria a su personal “no esencial” debido a la persistente situación de violencia que atraviesa el país mientras continúa la represión del régimen de Bachar al Asad contra los manifestantes.

“Naciones Unidas ha reubicado temporalmente fuera de Siria a un número reducido de su personal no esencial y sus familiares por razones de seguridad”, dijo hoy ante la prensa el portavoz del organismo, Farhan Haq, quien evitó dar la cifra precisa de personas retiradas del país árabe y habló simplemente de “un par de docenas”.

Además, aseguró que la totalidad del personal internacional de la ONU en Siria asciende a unas 160 personas y recordó que el secretario general del organismo, el surcoreano Ban Ki-moon, ha mostrado “en repetidas ocasiones” su “preocupación” ante la situación que atraviesa ese país.

El portavoz indicó que Ban espera ver al Consejo de Seguridad de la ONU “unido” ante el asunto de Siria, “tal y como hicieron hace dos semanas”, cuando acordaron una declaración presidencial en la que condenaron de forma unitaria la violencia ejercida por las fuerzas gubernamentales contra los civiles que se manifiestan en las calles.

La retirada del personal del organismo se produce mientras continúa la ofensiva del Ejército sirio contra las protestas que se celebran en las calles de distintas ciudades del país en contra del régimen del presidente Bachar al Asad y sus métodos de represión, así como para pedir reformas democráticas.

Las operaciones militares en las provincias de Homs (centro) e Idleb (norte), y en la ciudad de Latakia (noroeste) causaron al menos cinco muertos y decenas de heridos, según sostuvo hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que denuncia los esfuerzos de Al Asad por neutralizar a la oposición.

El ministerio del Interior siroo aseguró este miércoles que las fuerzas de seguridad, respaldadas por una unidad del Ejército, han “completado” su misión y acabado con los “grupos terroristas armados” en el barrio de Al Raml, en la ciudad costera de Latakia.

El barrio Al Raml de Latakia ha sido objeto de bombardeos y disparos ininterrumpidos durante cuatro días, que han causado más de una treintena de muertos y han obligado a huir a miles de palestinos de un campo de refugiados, según activistas de la oposición.

Según detalló el secretario general adjunto del organismo para Asuntos Políticos, Oscar Fernández-Taranco, en un informe al Consejo de Seguridad, la ONU alertó la semana pasada de que “las graves violaciones de los derechos humanos son la característica principal de la actual crisis en Siria”.

Esa denuncia se produjo después de que el pasado 3 de agosto el Consejo de Seguridad rompiera con su silencio de varios meses sobre la violencia en Siria y condenara la represión contra los manifestantes, pidiera a Damasco “el completo respeto a los derechos humanos” y exigiera acceso a grupos humanitarios de la ONU al país.

“Esperamos que pronto pueda acceder al país una misión de la ONU y podamos evaluar la situación, pero todavía siguen adelante las negociaciones con las autoridades sirias”, indicó hoy por su parte la subsecretaria general del organismo para Asuntos Humanitarios, Valerie Amos, en una comparecencia ante la prensa en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

Comenta esta noticia

Copyright 2014 El Dínamo. Todos los derechos reservados.