/AgenciaUno.

Así contó El País el caso Atala: “inédita condena al Estado chileno”

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha condenado al Estado chileno tras establecer que la justicia local discriminó a la juez Karen Atala al quitarle la custodia de sus tres hijas en mayo de 2004 por ser homosexual y vivir con su pareja.

“El Estado es responsable por la violación del derecho a la igualdad y a la no discriminación”, señala la sentencia que el tribunal internacional, con sede en Costa Rica, adoptó de forma unánime y que fue conocida en Chile la noche del martes.

“Es una decisión histórica porque, por primera vez en la región, un organismo internacional determina que la justicia no puede discriminar ni por orientación sexual ni por identidad de género a la hora de resolver las tuiciones [custodias] de los menores de edad. Este es un caso que sigue la línea de Salgueiro, el caso contra Portugal que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos falló hace años”, ha señalado este miércoles Jorge Contesse, ex director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Diego Portales y abogado de Karen Atala.

El fallo ha causado un gran revuelo en el país, ya que el caso de Atala despertó el interés de la opinión pública hace casi 10 años. El padre de las niñas, Jaime López, solicitó a los tribunales chilenos en enero de 2003 que le concedieran la custodia de las menores de cinco, siete y nueve años. Argumentó que su mujer era lesbiana y que su convivencia con una mujer produciría daño a sus hijas.

Sigue leyendo en ElPaís.com

 

Sigue leyendo vía El País

Comenta esta noticia

Copyright 2014 El Dínamo. Todos los derechos reservados.