Domingo, 20 de abril de 2014

El lapidario juicio de Fernanda Hansen sobre la Fach a 7 meses del accidente de Juan Fernández

/ Agencia Uno/ Agencia Uno

La periodista formuló estas declaraciones a través de una columna publicada este domingo, donde expresó sus críticas al actuar de la institución armada.

“El goteo de verdades con el correr del tiempo sólo profundiza el trato incierto y emocionalmente pobre en el que se ha caído”. Con estas duras palabras, la periodista Fernanda Hansen rompió su silencio respecto al accidente del avión Casa 212 de la Fuerza Aérea de Chile (Fach) en Juan Fernández, que terminó con la muerte de 21 personas, entre ellos su pareja, el animador Felipe Camiroaga.

Hansen, quien había estado reticente a hablar del tema “porque, al entender el rol de todo periodista, sé que habrá preguntas que no quiero responder, convencida de que lo íntimo me pertenece y no lo considero materia pública“, finalmente accedió a analizar las informaciones aparecidas recientemente en diversos medios sobre el caso en una columna publicada este domingo, en el sitio web de Radio Biobío.

En el escrito, Hansen criticó duramente a la Fach en torno a la responsabilidad del piloto del fatídico vuelo. “Finalmente no era la teniente Fernández la que comandaba el avión. El plan de vuelo realizado por Mallea (comandante del vuelo) además había sido elaborado 2 veces, por datos errados. La respuesta frente a este hecho fue argumentar que era irrelevante quién figuraba como Comandante pues el Casa 212 permite ser piloteado desde ambos comandos. Y que equivocarse al escribir el plan de vuelo es un detalle que nada tiene que ver con el accidente”, sostuvo.

“Nada de esto es determinante en que se caiga un avión. Pero sí, habla de una Institución que en una eventualidad no posee información correcta, y se presenta frente a la ciudadanía desorganizada y por decirlo de alguna manera, desordenada dando declaraciones erráticas y peor, erradas”, sentenció.

La periodista no dejó de enfatizar que “ahora tras 7 meses… ¡7 MESES! (sic) A la Fach la apodera un tardío ímpetu de transparencia y asume que el vuelo Casa 212 despegó con un 2% de sobrepeso. No se sabe con cuanto sobrepeso despegó el avión. Según la Fuerza Aérea, el documento con el listado del equipaje y carga se perdió con el aparato. Parece que no dejan copia en tierra cuando justamente esa documentación sirve de ocurrir un accidente. Ese 2% de sobrepeso es un cálculo de la propia Fach”.

“No se trata de petróleo, piezas ni balanzas, se trata de personas, de ciudadanos. El goteo de verdades con el correr el tiempo sólo profundiza el trato incierto y emocionalmente pobre en el que se ha caído”, manifestó.

Hansen cierra sus reflexiones señalando que las hace “desde mi rol de ciudadana y manifestando la opinión que tantas veces me han solicitado”, agregando que “me preocupa y me parece que el accidente de Juan Fernández -además de ser un dolor en el corazón de muchos- es materia de Estado. Me siento frente a una Institución que no ha tenido un actuar pertinente a su calidad”.

“No es posible que una Institución como la Fuerza Aérea ligada a Gobierno no tenga una manera prudente, exacta y transparente de entregar información a los ciudadanos, pero por sobre todo a los familiares de víctimas”, finaliza.

Comparte

Multimedia Relacionados