Jueves, 17 de abril de 2014

Las 8 frases del discurso de Gabriel Boric que marcaron la marcha estudiantil

/ Agencia Uno/ Agencia Uno

El vocero de la Confech se preguntó si los estudiantes pueden creer en los partidos y los olíticos tras la experiencia del 2006 en la conocida ‘Revolución de los Pingüinos’, y las respuesta fue: “no podemos creer ni en Piñera ni en Bachelet”.

Gabriel Boric, presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech), en su discurso que cerró la marcha estudiantil de este miércoles planteó una interrogante a los cerca de 100 mil asistentes: Si luego de lo ocurrido con la denominada “Revolución de los Pingüinos” del 2006 y los resultados de las últimas encuestas pueden creer en el Presidente Sebastián Piñera y los políticos de la Alianza y la Concertación.

En estas 8 frases el propio Boric respondió estás y otras interrogantes, además de plantear las propuestas y los contenidos de fondo del movimiento estudiantil.

1. ¿Podemos los estudiantes creer en el Presidente? Piñera se comprometió a eliminar el lucro encubierto en las universidades, pero cuando llegó el momento presentó un proyecto. Hoy en día, los partidos de gobierno tiene a tres ministros que construyeron sus fortunas con el negocio de universidades privadas.

2. Ricardo Lagos y Sergio Bitar crearon el 2005 el sistema de los créditos CAE, que tiene endeudado hasta no poder más a miles de familias chilenas, y a los que nos opusimos en su momento a dicha reforma nos dijeron que éramos egoístas.

3. Michelle Bachelet, a quien cientos de miles de estudiantes le pedimos en las calles el año 2006 que cambiara nuestro sistema educativo, nos dió la espalda, y acordó con la derecha aprobar la LGE, traicionando a un movimiento que quería derribar el legado de la dictadura.

4. Los estudiantes no podemos creer ni en Piñera, ni en la derecha, ni en Bachelet, ni en la Concertación. Sería atentar contra nuestra inteligencia, nuestra historia y nuestro sentido común.

5. Se trata del momento que nos toca vivir y la posibilidad de avanzar en una dirección que hasta hace unos años era impensable. Es nuestra responsabilidad, como generación, acabar con la transición.

6. Cuando los estudiantes decidimos que queremos gratuidad en educación, no estamos diciendo que no queramos pagar. La educación siempre tiene que pagarse. La pregunta es quiénes pagan y cómo lo hacen. Lo importante para nosotros es que la base del sistema educativo sea que todos, por el solo hecho de nacer en Chile, tenemos derecho a acceder a la mejor educación que como sociedad podamos darnos.

7. Entender la educación como un derecho es la única manera de lograr tres objetivos fundamentales para cualquier sociedad que aspire a liberarse del poder de los más ricos y tomar las riendas de su propio destino: formar ciudadanía, producir igualdad y generar un desarrollo más pleno.

8. O seguimos atados al legado de la Dictadura, con su democracia estrecha y nuestros derechos convertidos en bienes de consumo, o le ponemos fin a la transición e iniciamos una nueva etapa en la historia de Chile. No es momento de grises, de pactar con la vieja política, hoy agotada, sorda y decadente. Queremos nuevos tiempos, mejores, que tengan a las mayorías como protagonistas y ya no como meros espectadores. Donde la alegría nos llegue a todos.

Comparte

Multimedia Relacionados