/larazon.com.ar

/larazon.com.ar

No más reggaeton en la micro: Iniciativa prohibiría escuchar música sin audífonos

La idea seguro que tendría respaldo en Chile, sobre todo entre quienes se desplazan en la locomoción colectiva y en más de una ocasión de ven forzados a escuchar ritmos ajenos entre los que suelen abundar los más grandes éxitos del popular raggaeton.

Un curioso proyecto de ley impulsado por el diputado del PRO de la ciudad de Buenos Aires, Daniel Lipovetzky,  busca regular el uso de equipos de reproductores de música tipo mp3 o de video en los vehículos de locomoción colectiva de la capital porteña, evitando que se utilicen con un volumen exterior. El que no cumpla, incluso podría ser bajado de la micro.

La meta de Lipovetzky apunta a que se prohíba escuchar música en los colectivos (los equivalentes del Transantiago) sin auriculares. La medida afectaría sobre todo a los más jóvenes, que en su mayoría son quienes ponen música en sus celulares u otros aparatos tecnológicos. Aunque el texto también hace mención a los choferes.

La iniciativa del diputado, que será debatida en la Legislatura de la Ciudad, intenta prohibir “la utilización de equipos de reproducción musical o de video que emitan sonido a bordo de las unidades”. Entre los argumentos se hace mención a las molestias que puede generar cuando hay muchos pasajeros: “Estos dispositivos portátiles que permiten reproducir música y videos en alto o bajo volumen, sin audífonos o auriculares, en los colectivos con gran concentración de personas, generan molestias a quienes deciden no emplear aparatos de ningún tipo”.

Lipovetzky consideró también que el tema en cuestión vulnera derechos personales. “Cada persona debe tener la posibilidad de escuchar lo que sea de su agrado, siempre y cuando esto no perturbe el medio ambiente ni a afecte a terceros”, apuntó.

Ahora bien, ¿cómo harán para controlar e impedir estas acciones? Por empezar, en caso de que la medida sea aprobada, los colectivos deberán tener un cartel a la vista donde quede explícita la prohibición. Si el conductor ve que el pasajero incumple con la reglamentación establecida, pueda “solicitar el descenso de la persona” del colectivo “luego de haber realizado una advertencia”.

La música, además, puede generar distracciones en los choferes. Aunque éstos también deberán acatar la norma, ya que no son pocos los que sintonizan sus estéreos a un volumen inapropiado.

A mediados de este mes, una iniciativa similar fue llevada a cabo por el director de Tránsito y Transporte de la provincia de San Juan porque “perturba a otros”.

Sigue leyendo vía La Razon..com.ar

Más en Mundo

Comenta esta noticia

Copyright 2014 El Dínamo. Todos los derechos reservados.