Carlos Caszely entrevista El Dinamo

[VIDEO] Carlos Caszely: “El fútbol chileno lo manda Yuraszeck”

El ‘Rey del metro cuadrado’, el ‘Chino’, el ‘Gerente’. Esos apodos nos evocan a una de las figuras más importantes en la historia del fútbol chileno: Carlos Caszely. Un futbolista que hizo historia dentro de la cancha con sus goles y fuera de ella al ser un deportista atípico, con opinión política, informado y opinante.

Recordado por el penal que falló en el Mundial de España ’82, pero también por ser un declarado opositor a la dictadura de Pinochet. Cada vez que juega la Selección chilena es un entrevistado fijo en los medios deportivos y lo mismo pasa cuando Colo Colo está en crisis u obtiene un título. Es uno de los referentes de los albos.

Hoy Caszely está lejos de las cámaras y los micrófonos, reconoce que está “en nada”, que se dedica a dictar charlas vivenciales contratado por empresas, municipalidades y universidades, en las cuales se “retroalimenta con la juventud. Les cobro y vivo de eso, tranquilamente. Firmo spots publicitarios por la creencia que tengo sigue intacta en relación a lo que hablo y lo que digo”.

Se declara un abuelo ‘chocho’ dedicado a criar nietos, lo que no pudo hacer con sus hijos, pero que se mantiene pendiente de la actualidad del fútbol, la selección chilena y de la contingencia nacional. No quedó ajeno a la última elección municipal, el voto voluntario, la proclamación de los ex ministros presidenciales y el conflicto estudiantil.

 

Un rebelde

Junto a las charlas, otra actividad que lo tuvo ocupado hace un par de semanas fue el viaje que hizo por Europa para promover el documental “Rebeldes del Fútbol” liderado por Eric Cantoná, donde se analiza su caso de resistencia a la dictadura junto a otros 4 futbolistas, entre ellos el brasileño Sócrates y el marfileño Didier Drogba.

“Se ha dado en todo el mundo, menos acá. No tienen la sabiduría de poder entender que es un documental que habla de las dictaduras y de las guerras, y nosotros, los deportistas con conciencia social, lo único que queremos es que no existan más dictaduras y guerras”, acota.

A pesar de este tipo de situaciones se considera un profeta en su tierra y no cree que esto sea “el pago de Chile, porque la gente me tiene mucho respeto en este país. Son de algunos medios y de la gente que manda en este país”, asumiendo que su figura es molesta “para algunos, porque digo, equivocado o no, lo que creo y lo que pienso”.

Cuando estaba en televisión y le decían lo que debía comentar, confiesa que se negaba. “Yo comento lo que creo y ahí te haces la cruz con los que están en los switch. Yo hablo lo que quiero, lo que creo. Soy rebelde. Tienen miedo de que hable y meta las patas, como por ejemplo decir que el fútbol chileno lo manda Yuraszeck, pero como es poderoso, dicen ‘cuidado’”.

- ¿Y quién manda el fútbol chileno?

“Yuraszeck. A Colo Colo, por ejemplo, lo han hecho mierda por tirar unas bengalas en el estadio de Audax y la gente de la ‘U’ tira 10 mil bengalas y no pasa absolutamente nada. Y los problemas de los jugadores de la ‘U’ a la selección, que los prestan, que no… ¿Raro, no?”

Borghi y la Selección

“Bielsa era físico, táctico, técnico. Claudio es técnico, táctico, físico, esa es la diferencia.

Me gusta (Borghi) y lo apoyo. Ahora por lo menos puedo entrar a Pinto Durán a tomar un café, antes no se podía”, señaló.

Sobre el fantasma de Bielsa es categórico: “Esto es un problema serio del periodismo. Algunos parten las noticias con Bielsa detrás ¿hasta cuándo? Si se fue, no lo echaron. Gran técnico, hizo una gran labor, pero ya fue ¿Para qué más?”.

Sobre lo que aconteció en la última conferencia de Borghi, Caszely es categórico: “Si bien hay periodistas que se han portado muy mal, él debería responder de una forma diferente. Nunca he estado en esa situación, pero cuando te atacan tanto, al final dices ‘váyanse a la mierda’. Pero él debería tener la compostura, igual como uno le pide compostura a una ministra que agarra a garabatos a la gente. Ahí es cuando uno se ríe. Cuando le piden compostura a las barras, cuando la Intendenta dice no a esto, no a esto otro. Cuando en el Congreso se agarran a puteadas y se sacan la cresta, supuestamente con una cultura diferente…”.

“Claudio está bastante sentido, le falta volver a la alegría que tenía. Esa alegría bonachona. Ojalá que pueda terminar”, asegura.

Fútbol y política

El pasado sábado (3 de noviembre) se lanzó el libro “Colo Colo 73, el equipo que retrasó el golpe” del periodista Luis Urrutia O’Neill ‘Chomsky’ en la Feria del Libro de Santiago. Caszely fue uno de los presentadores y analiza la importancia del texto: “Es un libro histórico que todo el aficionado al fútbol debería tenerlo en su casa, porque el Colo Colo 73 es recordado más que el Ballet Azul, más que el Colo Colo 91, el Cobreloa de los 80′s. Por eso mismo, porque fue un equipo que realmente, como cuenta la historia, retraso un golpe de Estado”.

Caszely confiesa que “nosotros no tuvimos la capacidad de entendimiento para pedir en algún momento la unidad del pueblo. A los 20 años, cuando estás en esta burbuja del fútbol, es muy difícil darte cuenta de las cosas externas. ¿Por qué uno estaba más interiorizado? Porque yo terminaba de entrenar y me iba a la universidad, y ahí el ambiente, la conversación era totalmente diferente. En el fútbol hablábamos de la mina, la modelo, de ‘Música Libre’ y en la universidad hablábamos de los problemas políticos, los problemas sociales, que no había para comer, etc. No es muy normal que el futbolista hable de política”.

-Ser un personaje atípico en el fútbol, que habla de política, ¿le pasó la cuenta?

“Sí, claro, y no me arrepiento de nada, porque primero somos personas y luego futbolistas, y como personas estamos obligados a dar nuestra opinión. A pesar de que hoy día estoy un poco retirado, estoy sentado tranquilamente en la puerta de mi casa viendo pasar cómo todo esta gente habla y habla. Hoy día hablan de la nueva Concertación, más amplia. (Osvaldo) Andrade decía: ‘Una nueva Concertación’, pero miras y están los mismos, la cúpula, son exactamente los mismos ¿De qué nueva Concertación hablan? O al revés, cuando habla la Alianza y dice: ‘Ahora tendremos nueva gente’ ¡si están los mismos! Los mismos políticos que siguen eligiendo a los mismos, para dejar las mismas cagadas de siempre”.

Municipales y voto voluntario

Sobre las pasadas elecciones municipales, Caszely hace su análisis: “Cuando hablan de la inscripción automática y el voto voluntario, el primer error, y yo lo dije hace más de un año, es que si no entregas en los colegios educación cívica, como era antes. Un ‘cabro’ de 16, 17, 18 años no tiene idea cómo votar, qué hacer, para dónde ir, qué mirar. Por ahí pasa el problema. Es lo mismo si le pasas un auto a un ‘cabro chico’ que no sabe manejar, va a chocar. ¿Y qué pasó ahora? Chocaron, con un 60% de gente que no fue a votar”.

“Yo voto, a mí me gusta votar. Muchas veces he hecho un “Walt Disney”, pero voto”, dice señalando que votó en Providencia. Aunque no quiso revelar por quien optó. “La soberbia le pasó la cuenta hace algunos años a la Concertación. La soberbia le pasó la cuenta a la Alianza por Chile. Hoy día, después de todo esto, están hablando de abrirse ¿de abrirse a qué? ¡si son los mismos de siempre!”, añadiendo que el triunfo de Josefa Errázuriz “era lógico. Insisto, la soberbia de las personas les pasa la cuenta. Pasó en Santiago, pasó aquí en Providencia, pasó en Concepción pasó en Ñuñoa, La Reina”.

El problema es la educación

Caszely estudió en el Darío Salas, “el mejor liceo del mundo”, según señala y recuerda que ahí “estabas acostumbrado a votar, a poner la rayita. Ahora no (…) Desde que quitaron la educación cívica en los colegios, los cabros andan desorientados”.

Sobre el movimiento estudiantil, el ‘Chino’ no se confunde: “Si voy al centro y digo ‘quiero el pan gratis para Chile’, voy a tener al 90% de gente detrás mío. Entonces cuando dicen ‘quiero educación gratis’ es mentira, si eso es imposible. Hay gente que tiene para pagar y gente que no, la que no tiene, ayudémoslo. La que tiene, que pague. En ninguna parte existe la educación gratis para todos (…) “Cuando dicen ‘fin al lucro’. Okey, digo fin al lucro, pero ¿para qué? Para que todos estudien, para que el ‘gallo’ sea médico, arquitecto, periodista, abogado, ¿para qué? Para que ganen más plata. Al final todos quieren más plata, todos quieren ganar más”.

Presidenciables

“Es bueno el chiste de los presidenciables. Lo encuentro hasta ridículo. Allamand creo que fue más ‘vivo’, porque con el voto voluntario no se sabía lo que podía pasar. Se puso en el balcón a mirar las cagás que estaban quedando o podían quedar”, señaló.

-¿Algún presagio?

“Complicado, porque nadie quiere soltar la teta. Debe ser muy buena, porque nadie quiere ceder algo. A mí me encantaría ser servidor público. Lo soy, pero sin ganar 7 millones de pesos”.

-¿Tiene un candidato?

“No tengo candidato. Voy a esperar marzo para saber cómo eligen a los candidatos, tanto de la Alianza como de la Concertación. La presidenta dijo ‘nadie se va a repetir el plato’ y se lo repitieron varios. Y ella también se lo va a repetir”, agregando que no tiene “problemas con un gobierno de derecha o uno de la Concertación, porque todos tienen virtudes y defectos. Los que no me gustan son las dictaduras, ni de izquierda, ni de derecha”.

Los políticos

Asume que no está desilusionado de la política, pero es dífícil que acepte trabajar, como lo pudo hacer años atrás. “Me ha pasado en estos meses. Te llaman , te invitan a almorzar, te invitan un café, a comer y les digo: ‘¿Por qué no me llevaste hace 4 años cuando asumiste? ¿Por qué no me llamaste antes, por qué ahora a tres meses de las elecciones? Y en marzo y abril me vuelven a llamar de nuevo para las elecciones presidenciales”, detalla.

“Siempre me ofrecen, pero después se olvidan”, reconoce, pero asume que “no tengo dedos para el piano para ser ni concejal, ni alcalde. ¿Diputado, senador? A lo mejor, cuando sea más viejo. No se descarta, porque me lo han ofrecido anteriormente, pero cuando uno entra a conversar derechamente con ellos, te das cuenta que la cosa no va tan fácil como te la ofrecen (…) Mienten mucho, demasiado. Cuando uno está acostumbrado a ser mentiroso, cuesta”.

“Soy un ganador”

“No separemos el fútbol de la cultura país. ¿Quiénes son los más alabados de este país? Los segundones. A la gente no le gusta el ganador, no le gusta el perdedor. Al ganador lo tira para abajo y al perdedor lo levanta a la mediocridad que existe. Molesta que diga que soy un ganador ¿Por qué les molesta? Hace más de veintitantos años que me retiré y los ‘cabros chicos’ de 9 años me conocen ¿Por qué no puedo ser un ganador en mi propio país? Claro que lo soy y lo digo. ‘Oye, que fallaste un penal’, claro que fallé, si soy un ser humano”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=PBqiDCXcAJE[/youtube]

Más en Estadio

Comenta esta noticia

Copyright 2014 El Dínamo. Todos los derechos reservados.