Síguenos en Facebook X
El Dínamo

[Fotos] La cruel explotación sexual de orangutanes en Borneo

El caso más emblemático de esta práctica es Pony, quien fuera rescatada de un prostíbulo con sólo 6 años de edad. Ésta es su historia.

Ambiente

9 de mayo, 2014

Autor:

Los orangutanes son animales extremadamente inteligentes. De hecho, comparten el 97 % de su ADN con los seres humanos, siendo uno de nuestros parientes más cercanos, señala la organización Orangutan Conservancy.

Lamentablemente, el hombre no ha sido muy gentil con sus “primos”. De las dos especies de oranguntanes que existen – Borneo y Sumatra-  se calcula que quedan unos 20 mil ejemplares en libertad, que podrían extinguirse de aquí a 10 años.

Entre las principales amenazas a su existencia, además de la destrucción de su hábitat -que en el caso de Borneo se trata de selva tropical arrasada para obtener aceite de palma para fabricar productos de belleza– está su caza para ser vendidos como animales de compañía, o como en un caso que ha vuelto a surgir gracias a las redes sociales, para ser explotados sexualmente.

Así sucedió con Pony, una hembra de seis años que fue encontrada en un prostíbulo de una pequeña aldea de Borneo, en el año 2003. Como señala Michelle Desilets, director de la Borneo Orangutan Survival Foundation, en una entrevista con la revista Vice, “la encontramos encadenada a una pared, acostada en un colchón. Le habían afeitado todo su cuerpo”.

“Si un hombre se acercaba a su lado, ella se daba vuelta, ofreciéndose a sí misma, y empezaba a girar y hacer movimientos. Ella estaba siendo utilizada como esclava sexual. Probablemente tenía unos seis o siete años de edad cuando la rescatamos, pero ella había estado cautiva de la “madam” por un largo tiempo. La señora se negó a renunciar al animal porque a todo el mundo le encantaba Pony, ella era una gran parte de sus ingresos. También pensaban Pony les traía suerte, ya que ella escogía números ganadores de la lotería”, agrega Desilets.

Los clientes del prostíbulo, ¿sabían que estaban con una orangután hembra? “Oh sí, ellos venían especialmente por ella”, afirma la activista. “Podían optar por un ser humano, si querían, pero para muchos de los hombres era una novedad tener relaciones sexuales con un orangután. La afeitaban cada dos días, por lo que su piel tenía granos y estaba muy irritada. Los mosquitos la afectaban mucho, las picaduras se le infectaban y se rascaba constantemente. Le ponían anillos y collares. Era absolutamente horrible verla”, manifestó.

Sacar a Pony de ese lugar fue difícil. “Nos tomó más de un año para rescatarla, porque cada vez que fuimos con la policía y funcionarios forestales locales, eramos sobrepasados por los aldeanos, quienes simplemente no renunciarían a ella”, explica Desilets. “Nos amenazaban con pistolas y cuchillos envenenados. Al final se necesitó a 35 policías armados con fusiles AK-47 y otras armas para entrar ahí y exigir que les entregaran a Pony”.

Actualmente, la orangután vive una realidad muy diferente. Aunque el proceso de recuperación fue largo: entre 20o3 y 2005 estuvo en un centro de rehabilitación en Nyaru Menteng para recuperar sus habilidades básicas de supervivencia. Sin embargo, un intento de dejarla sola en 2005 fracasó, debiendo volver a Nyaru Menteng.

En junio de 2013, junto a otras 7 hembras, Pony fue llevada a la isla Kaja, un paso previo a dejarla completamente en libertad. Para ver fotos, haz click en “Mini Gallery“.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia