Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Jane Goodall: “Tenemos que cuestionarnos el origen de todo lo que consumimos”

Con sus recién cumplidos 80 años de edad, la primatóloga afirmó que cambiar la mentalidad occidental es el reto más importante para la preservación de las selvas y de las especies en peligro, más aún cuando este modo de vida "se está exportando a todo el mundo".


Ambiente

13 de mayo, 2014

Autor:

/EFE /EFE

La primatóloga Jane Goodall instó este martes a que Occidente se pregunte cuál es el origen de los productos que consume, y “si lo que consumimos ha implicado explotación infantil, el uso ingente de petróleo o la desforestación de bosques”, entre otras consecuencias.

Con sus recién cumplidos 80 años de edad, Goodall afirmó que cambiar la mentalidad occidental es el reto más importante para la preservación de las selvas y de las especies en peligro, más aún cuando este modo de vida “se está exportando a todo el mundo”.

“Estamos destruyendo nuestra única casa” enfatizó y luego recordó que Mahatma Gandhi dijo que “en la Tierra hay recursos para satisfacer las necesidades de todos, pero no suficiente para satisfacer su avaricia”.

La mensajera de la Paz de las Naciones Unidas y Premio Príncipe de Asturias 2003 de Investigación, confesó que la observación “más interesante” de su trayectoria fue el proyecto a través del cual National Geographic se interesó en ella y que le permitió observar que los chimpancés también eran capaces de sostener herramientas, sumándose así a los humanos.

Después de 55 años de investigación, Goodall  destacó que “lo más curioso es ver lo parecidos que somos los humanos a los chimpancés” ya que “tienen comportamientos muy similares a los nuestros: se besan, se dan las manos y se abrazan”.

Luego agregó que fue un shock descubrir que los chimpancés también son capaces de cometer actos violentos” y apuntó que, “al igual que nosotros, también son capaces de tener actitudes altruistas”.

La primatóloga británica, famosa por sus estudios en convivencia con los chimpancés en el Congo, aseguró que “la siguiente generación de políticos, de ejecutivos, de maestros… tiene que entender la importancia de preservar el entorno y las criaturas que viven en él”.

Nacida en Londres en 1934, se introdujo plenamente en la primatología a partir de 1960. En 1977, creó el Instituto Jane Goodall, que actualmente tiene oficinas en 28 países de todo el mundo.

Unos años más tarde, en 1991, impulsó el programa Roots&Shoots (Raíces y Brotes), cuya influencia se extiende actualmente a más de 130 países.

El Instituto Jane Goodall en España, con sede en Barcelona, está presente en el Congo y en Senegal, donde ha llevado a cabo programas de rehabilitación para primates huérfanos y para la conservación de los chimpancés, además de programas para fomentar un desarrollo sostenible y garantizar una educación adecuada a la población local.

Mensaje a favor de la conservación

A pesar de que ha reconocido que hay un alto nivel de desforestación de los bosques tropicales, y que el nivel de caza de estas especies en peligro es muy elevado, Goodall afirmó que el mensaje de la importancia de la conservación “está calando” en las comunidades locales de esos países.

La primatóloga aseguró que el esfuerzo que ha hecho durante su vida “ha valido la pena”, ya que muchos animales han tenido “una segunda oportunidad”.

Sin embargo, insistió en afirmar que “aún queda mucho trabajo por delante”, y que en el mundo hay primates y hábitats gravemente amenazados por la acción humana.

Comenta esta noticia