Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Mira por qué ambientalistas y estudiantes funaron a Rafael Correa

Coincidiendo con la investidura del Mandatario ecuatoriano como Doctor Honoris Causa, los manifestantes denunciaron la represión que experimentan las comunidades de Intag, San Marcos y el Yasuní, a manos de Codelco.


Ambiente

14 de mayo, 2014

Autor:

correa usach

Con lienzos y volantes, representantes del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago y el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina (OCMAL), funaron este miércoles el evento en el Primer Mandatario de Ecuador, Rafael Correa, de visita en Chile, fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Santiago.

Las organizaciones denunciaron las políticas pro extractivistas que está sosteniendo el gobierno ecuatoriano, contra los procesos democráticos y de autodeterminación que han impulsado los territorios para defender sus formas de vida y sus ecosistemas.

En este sentido, señalaron cómo en la zona de Intag, las comunidades y organizaciones han sido reprimidas por el gobierno enfrentando altos grados de militarización, con miras a que la estatal chilena Codelco ingrese y haga los estudios necesarios para transformar el cantón ecológico Cotacachi en una localidad minera, arrasando con la cosmovisión y las formas de vida local. Además señalaron que este martes, la empresa china Ecuacorrientes penetró en la localidad de San Marcos derrumbando la escuela y la parroquia para instalar un tranque de relaves en un territorio antes intocable por ser zona de frontera, pero que gracias a los buenos oficios de Chile y a la voluntad entreguista de los gobiernos del continente, fue liberado a la actividad minera mediante un tratado minero binacional entre Perú y Ecuador, en la misma línea del que fuera suscrito pioneramente entre Chile y Argentina en 1997.

Las organizaciones chilenas plantean que la voluntad política del gobierno ecuatoriano de entregar prebendas sociales a costa de la depredación de los bienes comunes que constitucionalmente se comprometió a defender, se expresa también en la licitación, a fines del año pasado, de tres bloques petroleros en el Parque Nacional Yasuní, reserva ecológica en la que habitan pueblos indígenas no contactados y que la sociedad civil ecuatoriana había determinado proteger, mediante una revolucionaria propuesta que represaría el petróleo del subsuelo a cambio del 50% de lo que el Estado hubiese recibido por explotarlo.

Esta iniciativa era revolucionaria pues suponía comprender que la vida no tiene precio, que la responsabilidad de disminuir la emanación de gases de efecto invernadero era colectiva y que la creatividad mundial debía invertirse en buscar alternativas que permitan transitar hacia otras formas de relación con la naturaleza, agregaron. Sin embargo, a renglón seguido, enfatizaron que Rafael Correa desconoció este acuerdo, y hoy incurre en una serie de arbitrariedades para invalidar y bloquear un legítimo y masivo proceso de consulta.

Si bien hubo intentos de invisibilizar la acción por parte de la seguridad de Correa, autoridades intermedias de la Universidad hicieron valer el derecho a la libre expresión y apelaron a la falta de jurisdicción de las fuerzas ecuatorianas para actuar en Chile.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia