Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Mal: 144 millones de personas han sido desplazadas por los desastres climáticos

Un informe de la Universidad de las Naciones Unidas y el Consejo Noruego para Refugiados que aborda los últimos cinco años, indica que solo en 2012, aproximadamente 32,4 millones de personas fueron desplazadas por inundaciones, tormentas, incendios forestales y sequías.


Ambiente

22 de mayo, 2014

Autor:

/inhabitat.com /inhabitat.com

Un total de 144 millones de personas se vieron obligadas entre el 2008 y el 2012 a abandonar sus hogares por los desastres repentinos en todo el mundo a causa del cambio climático. Así lo indica un informe de la Universidad de las Naciones Unidas y el Consejo Noruego para Refugiados, que además pide una mayor atención a la situación de estas personas desplazadas.

El material destaca que las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares como resultado de un desastre o por los efectos del cambio climático no son considerados refugiados en virtud del derecho y convenciones actuales, informa La Vanguardia.

Se estima que tan sólo en 2012, aproximadamente 32,4 millones de personas fueron desplazadas. La gran mayoría de estos desplazamientos (98% en 2012 y 83% en cinco años) han sido provocadas por peligros relacionados con el clima, como son las inundaciones, las tormentas y los incendios forestales. Además, cientos de miles de personas se vieron obligadas a desplazarse en el contexto de lenta aparición desastres, como las sequías.

Recientemente, una gran sequía se convirtió en hambre de nuevo en el Cuerno de África. A lo largo de 2011 y 2012, gran número huyeron, en particular, los somalíes y etíopes, en busca de ayuda y la protección. La mayoría fue a Kenia o Yemen; algunos viajado a países más distantes, como Egipto.

Las personas en el Cuerno de África se encuentran en riesgo de ser desplazadas a otros países a medida que aumenta la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, según detalla el informe. La mayoría permanecen en sus países como desplazados dentro de sus fronteras, pero muchos también deben huir a través de las fronteras con otros países.

“El aumento en intensidad del clima extremo pone en riesgo de ser desplazados. Muchos de estos desplazados reciben algún tipo de ayuda, pero el auxilio es variable. Existe una necesidad de protección más predictiva y de asistencia. Debemos comenzar en las regiones más afectadas”, comenta Nina M. Birkeland, del Consejo Noruego para Refugiados.

La sequía obliga a las personas a abandonar sus hogares en Somalia y Etiopía, que tienen que huir a Kenia, Egipto o Yemen. La mayoría de las personas que abandonan sus hogares son pastores, agricultores a pequeña escala y productores agropecuarios. Las personas se desplazan a menudo sin los documentos legales esenciales, sin dinero o sin artículos personales, y pueden estar separados de sus familias.

Discriminación étnica y política

El material enfatiza igualmente que los desastres naturales, por lo general, interactúan con la discriminación por motivos étnicos y políticos. Es decir, los conflictos armados y la falta de acceso humanitario en Somalia, por ejemplo, jugaron un papel importante en el impacto de los efectos de la sequía y la hambruna.

“Las personas se desplazan a otro país por muchas razones, pero en muchos casos el factor está relacionado con la pérdida y el deterioro de sus medios de subsistencia. Influidos por los acontecimientos relacionados con el clima, como la destrucción de los cultivos o las inundaciones, motivan a las personas a cruzar las fronteras”, explica Tamer Afifi, del Instituto para la seguridad humana y medioambiental.

Asimismo, las personas que se ven obligadas a huir de sus hogares como resultado de un desastre o por los efectos del cambio climático, no son considerados refugiados en virtud del derecho y convenciones actuales. Si la condición de refugiado no se puede aplicar, las personas desplazadas pueden tener un acceso limitado a la asistencia.

“Existe una necesidad de explorar las experiencias de los afectados directamente, así como las respuestas de los gobiernos, las organizaciones internacionales y otras entidades sobre el terreno. Debemos asegurarnos de que los derechos de los desplazados están protegidos”, concluye Birkeland.

Para los desplazados a otro país en el contexto del cambio climático y los desastres, los expertos en asuntos humanitarios y derecho internacional afirman que existe una laguna normativa de protección. En particular, algunos expertos señalan que muchas personas que han sido desplazadas por las fronteras no se consideran refugiados conforme a la ley y por lo tanto se quedan sin protección.
Cabe destacar, entre las iniciativas para hacer frente a este agujero legal la Iniciativa Nansen, impulsada por diversas partes interesadas en proceso y que apuesta por lograr una mejor comprensión de movimientos transfronterizos, la identificación de las mejores prácticas y el desarrollo de un consenso sobre cómo ayudar mejor y proteger a las personas afectadas. Los resultados de las consultas de la Iniciativa Nansen estarán disponibles en una reunión consultiva mundial prevista para 2015 , cuando los representantes del Estado y expertos discutirán la agenda de protección prevista para analizar los desplazamientos transfronterizos.

Comenta esta noticia