Síguenos en Facebook X
El Dínamo

No es malo: El gobierno francés paga hasta $29 mil al mes por ir al trabajo en bicicleta

Este lunes entró en vigor una iniciativa piloto, subvencionada por el gobierno galo, por la que 10.000 trabajadores recibirán 25 céntimos de euro por cada kilómetro de pedaleo. La meta es que la propuesta recién lanzada incremente el uso de la bicicleta en un 50% los trayectos de casa al trabajo.


Ambiente

3 de junio, 2014

Autor:

/AgenciaUno. /AgenciaUno.

Los franceses que vayan al trabajo en bicicleta cobrarán a partir de esta semana un pago extra de 25 céntimos de euro por kilómetro de pedaleo. Este notable aliciente fue estrenado por el ministerio de Ecologia, Desarrollo Sostenible y Energía en una prueba piloto que pretende potenciar el uso de la bicicleta como sistema de transporte complementario.

En una primera fase, pueden beneficiarse de este incentivo hasta 10.000 trabajadores de las empresas que voluntariamente se sumen al proyecto. La prueba piloto se puso en marcha ayer lunes y estará en vigor hasta el 31 de diciembre. Las cantidades que los trabajadores pueden solicitar corresponden a trayectos de hasta 12 kilómetros al día, con un máximo de 40 euros al mes, cifra que equivale poco más de $29 mil pesos chilenos.

Las 19 empresas que hasta ahora se han sumado al proyecto serán las encargadas de pagar a sus empleados el incentivo por viajar en bicicleta (previa declaración jurada de los ciclistas sobre los trayectos realizados), y a continuación recibirán del gobierno francés las cantidades abonadas, consigna La Vanguardia.

Tras la rueda belga

Sin embrago hay que apuntar que el modelo francés no es nuevo, se basa en una iniciativa en funcionamiento en varias regiones de Bélgica desde hace cinco años, donde se paga a los trabajadores ciclistas hasta 22 céntimos por kilómetro. Las medidas incentivadoras han conseguido que el 8% de los trayectos laborales en Bélgica se realicen actualmente en bicicleta.

El secretario de Estado de Transportes, Frederic Cuvillier, ha destacado además que mediante  diversas medidas el uso del transporte público y el vehículo motorizado privado ya están subvencionados en Francia. Además se mostró confiado de que la experiencia con las bicicletas se pueda extender a todo el país en el futuro.

La meta es que la propuesta recién lanzada incremente el uso de la bicicleta en un 50% los trayectos de casa al trabajo. En Francia, este sistema de movilidad sólo involucra actualmente al 2,4% de la población laboral.

Esta prueba piloto,  anunciado el 5 de marzo como parte del Plan de Acción para el desarrollo de modos activos de movilidad, pretende recoger información sobre los cambios de los desplazamientos en bicicleta, los modos de viajes abandonados en favor de la bicicleta, los factores favorables o desfavorables en la eficacia de la medida y la organización física necesaria para ampliar esta medida.

Los resultados se darán a conocer a finales del año y, si la prueba tiene éxito, podría abrir paso a una ampliación a todo el país.

Comenta esta noticia