Síguenos en Facebook X
El Dínamo

La respuesta de Badenier a Bernardo Larraín: “Ninguna empresa se puede quejar porque aplicamos la ley”

El ministro de Medio Ambiente y presidente del Comité de ministros que rechazo HidroAysén hace una semana, dijo que "esta resolución no significa que estemos enjuiciando un tipo de generación. (...) Chile tiene ventajas comparativas para el desarrollo de la hidroelectricidad".


Ambiente

17 de junio, 2014

Autor:

hidroaysen 3

A una semana de que el Comité de ministros cerrara la puerta al proyecto HidroAysén que buscaba instalar un total de cinco represas en la región de Aysén, sumada a una extensa línea de transmisión, el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, replica a los polémicos dichos del presidente de Colbún, Bernardo Larraín Matte.

A través de una carta a El Mercurio, el timonel de la generadora dio a conocer -a modo personal- su punto de vista tras el portazo oficial, fustigando sin medias tintas a la institucionalidad ambiental por la que pasan este tipo de iniciativas antes de ser aprobados.

Como respuesta, el ministro Badenier, quien también encabeza el comité de ministros, afirmó en diálogo con Pulso que “ningún titular (de un proyecto de inversión) se puede quejar porque acá cumplimos la ley”; luego subrayó que la determinación del martes pasado se distancia mucho de la tomada por el ex presidente Piñera con el telefonazo de Barrancones. “Ahí hubo una vulneración”, opina.

De cara a las críticas que indican que el rechazo al proyecto de Endesa y Colbún respondió a una decisión de corte político, el ministro es claro al descartarlo. A su juicio se trató de “una decisión fundada técnicamente. Acá hay aspectos incuestionables que quedaron pendientes para estudios posteriores luego de la aprobación de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), lo que no permite configurar una medida de compensación o mitigación”.

Con respecto a los estudios afirmó que tienen que ser abordados en el proceso de evaluación ambiental y no a posterior. Luego explicó que “estas materias se repiten desde el punto de vista de su estructura en muchos procesos que se judicializan o que son reclamados, es decir, acá también hay un desafío para el sistema de evaluación ambiental en poder evaluar los proyectos de una manera integral y completa y no dejarlos supeditados a estudios posteriores”.

“Nosotros dejamos sin efecto el permiso porque consideramos razonables las aprehensiones que hizo la comunidad y que no fueron considerados en su momento. Por eso dejamos sin efecto la resolución, por lo tanto, creemos que a nivel de la evaluación ambiental regional hubo fallas”, subraya y luego recuerda que “nosotros nos estamos pronunciando de materias que no se pronunció la Corte Suprema. Creemos que en términos de configurar una medida de compensación, ésta debe darse en el marco de la evaluación ambiental y no después”.

Consultado por los estudios que deben realizarse antes y después, explicó que éstos “tienen que ver con medidas de compensación tienen que quedar resueltos en el proceso de evaluación ambiental, no obstante, hay otros estudios que permiten el seguimiento del proyecto, que obviamente se tienen que realizar en la vida útil del proyecto y que nos permite tomar decisiones sobre si la iniciativa tiene que ver o no con lo que declaró, pero eso tiene que ver con estudios del plan de seguimiento, no tiene que ver con estudios que permitan configurar una medida de mitigación, reparación o compensación”.

El ministro de Medio Ambiente igualmente subrayó que la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) da seguridad, “pero uno no puede obviar que hay recursos de reclamación a posterior. Acá hasta el propio titular puede presentar reclamaciones (…). Nosotros no le negamos el derecho a nadie para reclamar sobre una resolución, por lo tanto, mal podrían las empresas criticar el trámite que nosotros hacemos”.Y agrega a renglón seguido que “nosotros no somos quien para evitar que alguien reclame”.

Consultado por las comparaciones entre el rechazo a Barrancones e HidroAysén, replica que “lo de HidroAysén no tiene comparación alguna con el desafortunado desenlace del proyecto Barrancones. En nuestro gobierno ningún ministro recibió un llamado telefónico, ni ningún presidente le pidió a una empresa que retirara su proyecto de evaluación ambiental”.

Pablo Badenier afirma luego que  el proceso de “HidroAysén sigue absolutamente activo, y esa es una gran diferencia con Barrancones; sino, habría que preguntarle a Suez por qué no hicieron una reclamación sobre lo que rechazó su proyecto”.

Ahora respecto de las diferencias entre ambos proyectos señala que “acá hubo un procedimiento que hemos seguido rigurosamente y lo hemos reconocido. Ahora, el titular tiene todo el derecho a reclamar frente al Tribunal Ambiental respectivo”.

Chile y la hidroeléctricidad

El ministro además indica que el rechazo a HidroAysén no implica una señal negativa frente a todos los proyectos hidroeléctricos, al apuntar que “esto es caso a caso, acá hay un proyecto que tiene sus características y tiene un emplazamiento incomparable con otro proyecto, por eso los recursos de reclamación son caso a caso. Esta resolución no significa que estemos enjuiciando un tipo de generación. Esto lo ha planteado la propia agenda energética y nosotros lo reiteramos: Chile tiene ventajas comparativas para el desarrollo de la hidroelectricidad“.

“El agua es un tremendo activo que el país debe saber utilizar, por eso creemos que es una obligación presentar buenos proyectos a evaluación ambiental, hidroeléctricos, termoeléctricos, o de las características que sean. Pero nosotros no nos sentimos obligados a aprobar malos proyectos”, añade.

Con todo, para Badenier, aún “es absolutamente viable presentar proyectos energéticos en Aysén, siempre y cuando sean buenos y se hagan cargo de sus impactos ambientales”.

El personero además sostiene que de frente al polémico proyecto hidroeléctrico “hubo una dilatación importante y se pasó a llevar las atribuciones del Comité de Ministros. Yo recuerdo las declaraciones del propio ministro de Economía del gobierno anterior, que es parte del comité: él señaló que no se iban a resolver las reclamaciones mientras Colbún no repusiera su proyecto. Hay que recordar que la empresa dijo que no iban a someter a tramitación la línea de transmisión de HidroAysén. En el gobierno anterior se dijo que no se iba a citar al comité mientras no se hiciera eso y yo creo que eso es vulnerar la institucionalidad ambiental”.

Luego afirma que “yo observé que en el gobierno anterior muchos ministros que no eran parte del Comité de Ministros opinaban de HidroAysén. Nosotros ordenamos la discusión, el análisis, pero en el lugar que corresponde que es el comité”.

Sobre la carta de Larraín Matte, sus críticas y el documento que circuló entre los accionistas que sostenía que el rechazo sentaba  “un precedentes complejo para el país”, el titular de Medio Ambiente, dijo que  “ningún titular se puede quejar porque aplicamos la ley y cumplamos la institucionalidad ambiental. Acá nos pronunciamos de una forma, en los plazos que corresponden y en el mérito que corresponde, por lo tanto, creo que la única señal es una señal potente a todos los titulares de proyectos que nosotros respetamos y haremos respetar la institucionalidad ambiental”.

Comenta esta noticia