Síguenos en Facebook X
El Dínamo

La hizo: Nieto de Jacques Cousteau bate récord de 30 días bajo el agua

Los investigadores buscaban superar el récord de 1963, cuando Jacques Cousteau estuvo 30 días dentro de un laboratorio llamado Conshelf II, además realizaron estudios sobre medición del cambio climático, la acidificación de los océanos y erosión del arrecife coralino.


Ambiente

2 de julio, 2014

Autor:

/Instagram-missionthirtyone /Instagram-missionthirtyone

Fabien Cousteau, nieto del fallecido oceanógrafo francés Jacques Cousteau, y su equipo de científicos concluyeron su misión de 31 días en el laboratorio submarino Aquarius, en los cayos de Florida (EE.UU.), e inician mañana la fase de descompresión para subir a la superficie.

Los científicos de la “Mission 31se encontraban  desde el pasado 1 de junio en la instalación submarina ubicada en Cayo Hueso a 19,2 metros de profundidad, en el fondo del mar, explicó la Universidad Internacional de Florida (FIU) mediante un comunicado.

Desde la base submarina, los investigadores buscaba superar el récord de 1963, cuando Jacques-Yves Cousteau (1910-1997) junto a media docena de buzos estuvo 30 días dentro de un laboratorio llamado Conshelf II cerca de Puerto de Sudán

Asimismo se encargaron de realizar diversos estudios de campo, entre otros el de medición del cambio climático, la acidificación de los océanos y erosión del arrecife coralino.

Aquarius, bajo control de la FIU, es un laboratorio único en el mundo por sus características, pues está situado a unos 6 kilómetros de la costa y por él han pasado ya 16 equipos de astronautas para formarse en condiciones similares a las del espacio.

El equipo que lideró Cousteau, tras realizar una rápida tarea de limpieza del lugar, entró el martes en la cámara de descompresión hiperbárica, antes de subir a la superficie.

La cuenta de Twitter de la misión y la del mismo Fabien ya he recibido una ola de felicitaciones por su logro.

Entre las actividades que convierten a Aquarius en un laboratorio único está la iniciativa denominada “Buceo de saturación”, un programa que permite a los científicos trabajar bajo el mar “hasta nueve horas al día” sin miedo a sufrir problemas de descompresión.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia