Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Ojo: Fukushima construirá nuevos tanques para almacenar agua contaminada

El objetivo es prepararse para el caso de que las medidas puestas en marcha para controlar los vertidos de agua contaminada no funcionen, según informaron los responsables de la central al Ejecutivo japonés, durante la reunión que mantuvieron el pasado lunes.


Ambiente

15 de julio, 2014

Autor:

/infobae.com /infobae.com

La operadora de la accidentada central nuclear de Fukushima construirá tanques adicionales para almacenar 100.000 toneladas más de agua contaminada por si fallan los sistemas de contención de vertidos, según recogen hoy los medios japoneses.

La propietaria de la planta, Tokyo Electric Power Company (TEPCO), había planeado la construcción de bidones para almacenar un total de 830.000 toneladas de agua para marzo de 2015, una capacidad que ahora prevé incrementar, informó la televisión NHK.

El objetivo es prepararse para el caso de que las medidas puestas en marcha para controlar los vertidos de agua contaminada no funcionen, según informaron los responsables de la central al Ejecutivo japonés, durante la reunión que mantuvieron el pasado lunes.

TEPCO considera que la capacidad inicial de almacenaje podría verse sobrepasada si fallan los sistemas de contención de las grandes cantidades de agua radiactiva que se generan a diario en la planta, entre ellos el muro de hielo subterráneo que la propietaria de la planta comenzó a construir en junio.

El Gobierno japonés apoyó la instalación de tanques adicionales y anunció que respaldará el desarrollo de nuevos sistemas de descontaminación de agua, según señalaron fuentes del Ministerio de Industria a la cadena estatal japonesa.

El muro de hielo es la última medida emprendida por TEPCO para contener los vertidos, y consiste en una red de barras de hielo de una longitud de 1,5 kilómetros en torno a los reactores 1 a 4 de la central, que debería evitar que el agua de los acuíferos penetre hasta el interior de los edificios.

La operadora de la planta también tiene en marcha un sistema de bombeo de agua de los acuíferos subterráneos y una línea de procesado de agua contaminada capaz de eliminar la mayoría de los materiales radiactivos, dos métodos que se han visto interrumpidos por varios problemas técnicos.

Todas estas iniciativas están destinadas a evitar que el líquido altamente radiactivo acumulado en los sótanos de las instalaciones nucleares se mezcle con el agua de los cauces subterráneos y posteriormente se filtre al exterior y termine en el mar.

Se cree que cada día unas 300 toneladas de agua contaminada van a parar al mar a través de los desagües del muelle de la central.

El terremoto y tsunami de marzo de 2011 provocaron en la central de Fukushima Daiichi el peor accidente nuclear desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986.

Las emisiones y vertidos radiactivos resultantes aún mantienen evacuadas a unas 50.000 personas que vivían junto a la planta y han afectado gravemente a la agricultura, la ganadería y la pesca locales.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia