Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Presentan solicitud de invalidación de norma que libera a proyectos inmobiliarios de evaluación ambiental

La Clínica de Justicia Ambiental UDP y organizaciones sociales recurrieron al Ministerio de Medio Ambiente para que deje sin efecto disposición introducida a último minuto y sin consulta al Nuevo Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, en diciembre de 2013.


Ambiente

23 de julio, 2014

Autor:

/ cchc.cl / cchc.cl

Una solicitud de invalidación parcial del Nuevo Reglamento del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (NRSEIA), presentó esta mañana la Clínica de Justicia Ambiental de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, ante el Ministerio de Medio Ambiente.

La acción apunta a la exención de someter a evaluación ambiental a nuevos proyectos inmobiliarios a construirse en zonas declaradas latentes o saturadas, que cuenten con planes de prevención y/o descontaminación, así como con instrumentos de planificación territorial aprobados ambientalmente.  Asimismo cuenta con el patrocinio de la abogada Natalia Alfieri, profesora de la Clínica de Justicia Ambiental de la UDP, en nombre de Patricio Herman, presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad; junto a Anna Luypaert Blommaert y Sebastián Sepúlveda, directora y secretario de la Red por la Defensa de la Pre cordillera; Genaro Cuadros, Director del Laboratorio Ciudad y Territorio de la Facultad de Arquitectura, Arte, Diseño y de la UDP, y Mauricio Espínola.

El cuestionado reglamento modificó a su predecesor para adecuarlo a la nueva institucionalidad ambiental. Sin embargo, incorporó una excepción que no estaba en su propuesta inicial, la cual, según la presentación, fue añadida a último minuto, sin ser sometida a consulta ciudadana ni al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, justo antes de la toma de razón por parte de la Contraloría.

Para los denunciantes, esta situación afecta a los sectores más contaminados del país, ya que a raíz de esta excepción, “no se evalúan ambientalmente los posibles impactos y cargas ambientales de este tipo de proyectos y pierde efectividad el sistema de compensación de emisiones dispuesto en el Plan de Prevención y Descontaminación de la Región Metropolitana”, señaló la académica Natalia Alfieri.

Si los proyectos se encuentran excluidos de ingresar al SEIA, se pone en entredicho su obligación legal de compensar sus emisiones, lo que es de suma importancia, ya que los proyectos inmobiliarios, han sido los que mayor cantidad de emisiones se ha visto obligada a compensar, según estudios de la Superintendencia del Medio Ambiente”, agregó Alfieri.

A su juicio, la exención se realizó “sin que existan informes, razonamientos o documentos que expliquen o justifiquen dicha excepción de ingreso al SEIA”, considerándola “una disposición ilegal que vulnera el ámbito de protección de la normativa ambiental y la armonía del ordenamiento jurídico”. En efecto, explica que no existe ningún mandato legal que permita que el nuevo Reglamento haya incorporado esta excepción y que se hicieron todas las solicitudes de acceso a información pública pertinentes sin que se haya podido acceder a ningún fundamento que explique esta excepción.

De esta manera, asegura que se pasa a llevar el principio preventivo de la Ley de Bases Generales de Medio Ambiente, entre otras disposiciones.

Reglamento burlesco

Patricio Herman de Defendamos la Ciudad, comentó a su turno que fueron recibidos por el abogado Jorge Cash, Director Jurídico del Ministerio de Medio Ambiente, a quien le detallaron el proceder del gobierno anterior para tramitar este Reglamento del SEIA con esa excepción y otros tantas artimañas era improcedente desde todo punto de vista.

“Recién hemos sabido que tampoco las autopistas urbanas deberán someterse a esta necesaria evaluación ambiental, lo cual unido a lo anterior es una muestra de contrasentido con la flamante Política Nacional de Desarrollo Urbano (PNDU) creada bajo la administración de Piñera. Queda en evidencia entonces que los distintos servicios públicos no actúan coordinadamente, motivo por el cual en el ámbito de la ciudad existe un descontrol total que motiva los legítimos y crecientes reclamos de la ciudadanía. Esperamos que a la brevedad Pablo Badenier, presidente del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad, con el acuerdo de este cuerpo colegiado, deje sin efecto este burlesco Reglamento del SEIA”, subrayó Herman.

Por su parte, el académico de Arquitectura UDP, Genaro Cuadros, considera que “esta medida atenta contra la importancia de analizar todos los impactos que generan los proyectos de desarrollo urbano. Las principales políticas públicas urbanas en debate y las aprobadas, poseen un enfoque de sustentabilidad ambiental de normas e inversiones, tanto públicas como privadas, y esto es contradictorio a ese propósito. Por otro lado, algunos proyectos inmobiliarios de gran tamaño atraen viajes motorizados en la ciudad y eso es una variable ambiental sensible”.

Comenta esta noticia