Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Las claves del plan de descontaminación por PM 2,5 para la Región Metropolitana

Entre las medidas se cuentan impuestos para autos más ineficientes, red de trolebuses y buses eléctricos; prohibición de uso de calefactores a leña y uso de sistemas de recuperación de vapor en todas las estaciones de servicio.


Ambiente

24 de julio, 2014

Autor:

/ Agencia Uno / Agencia Uno

En el marco de la inauguración del Taller de Presentación de Propuestas para el Plan de Descontaminación para la Región Metropolitana de Santiago”, el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, abordó estudios con medidas para mejorar la calidad del aire de la región y la experiencia de expertos nacionales e internacionales en la materia.

Allí se definió una visión a largo plazo remarcando la necesidad de visualizar este problema de manera integral, considerar medidas innovadoras que promuevan la eficiencia energética y la reducción de emisiones y la necesidad de incorporar el concepto de que mitigar la contaminación es una inversión a futuro.

Con la meta de desarrollar el citado plan para la región, la cartera encargó una serie de estudios que permitirán consensuar las medidas definitivas, a la vez que está trabajando con otros ministerios para abordar el problema. Esto incluye también abordar desafíos en el ámbito financiero, de capacidades técnicas, la participación ciudadana y una adecuada gestión de episodios críticos de contaminación.

Los ejes fundamentales

En el corto plazo, uno de estos estudios -desarrollado por el Centro Mario Molina– considera una serie de medidas agrupadas en las siguientes líneas de acción:

1.-Programa regional de diésel limpio: transporte escolar no contaminante, transporte de carga no contaminante, construcción no contaminante.

2.- Electrificación del transporte público y promoción de automóviles más eficientes: impuestos para automóviles más ineficientes, red de trolebuses y buses eléctricos en Santiago.

3.- Reducción de emisiones de MP y NOx del sector industrial: programa de reducción de emisiones para grupos electrógenos de respaldo, reducción de las metas de emisión de MP a mayores emisores, norma de emisión de MP en procesos industriales, norma de NOx para centrales termoeléctricas (SCR), norma de emisión para calderas industriales, exigencia de mejor tecnología disponible para NOx en procesos, instalación de quemadores Low Nox para calderas a gas natural, cambio de criterios de paralización de la industria.

4.- Control de quema de leña residencial: Prohibición de calefactores a leña en Santiago, recambio de calefactores a leña en zonas rurales a calefactores certificados, recambio de calefactores a leña en toda la RM a calefactores certificados.

5.- Control de emisión de COVs residencial: directiva aplicable al uso de solventes domésticos, pinturas con un máximo de 12% de solventes para pinturas de uso residencial.

6.- Reducción de emisiones de COVs industrial: reemplazo de tintas y control de emisiones en artes gráficas, tecnologías de abatimiento en retrograbado y flexografía, mejorar la eficiencia de aplicación en pintado de vehículos, cambiar a productos bajos en solventes para pintado de vehículos.

7.- Reducción de emisiones de COVs comercial: sistemas de recuperación de vapor en todas las estaciones de servicio, incorporación de sistema de captura de solventes para lavasecos.

8.- Reducción de emisiones agropecuarias: programa regional de diésel limpio-agricultura no contaminante; tratamiento, manejo y aplicación de estiércol; manipulación de la dieta de animales en grandes planteles industriales.Según estimaciones del estudio, este conjunto de medidas permitiría reducir en un horizonte de cinco años las emisiones directas de MP 2,5 en un 50%, las emisiones de NOx en un 12% y las COVs antropogénico en un 30%. Tendrían un costo de implementación anual estimado en US$ 158 millones para el período 2015-2020, equivalente al 28% del impacto anual en salud en los habitantes de la Región Metropolitana. De este costo total de US$ 788 millones, un 45% sería de responsabilidad estatal.

El ministro Badenier, afirmó que el nuevo plan de descontaminación para la región significará incrementar los niveles de exigencia, y a su vez se diseñará con una visión integral que implique no solo apuntar a la disminución de los contaminantes locales, sino también en la disminución y control de los gases de efecto invernadero que impactan en el cambio climático.

Santiago, zona saturada

Junto con ello, recordó que en agosto próximo se decretará a Santiago como zona saturada por material particulado fino, lo que permitirá iniciar el trabajo del anteproyecto del nuevo plan de descontaminación de Santiago.

“Cuando este plan entre en vigencia, lo más probable es que tengamos una mayor cantidad de episodios críticos durante el año, por las mayores superaciones de norma del material particulado fino respecto del MP10. Eso no significa que el aire estará peor, sino que estaremos atacando un contaminante distinto. Nuestro objetivo es que en el mediano plazo esos episodios críticos disminuyan en número e intensidad”, dijo Badenier.

Durante la realización del taller expuso también el subsecretario del Medio Ambiente Marcelo Mena, sobre la Estrategia de Planes de Descontaminación para el período 2014-2018 a nivel nacional, iniciativa clave considerando que la polución atmosférica es responsable de al menos 4 mil muertes prematuras a nivel nacional.

Mena apuntó a la necesidad de mejorar la eficiencia energética de las viviendas y al recambio de calefactores a leña por aparatos de mejor tecnología y combustibles más limpios para avanzar en la descontaminación de las ciudades del país, principalmente en el sur de Chile.

Comenta esta noticia