Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Vecinos de Tunquén presentaron recurso de protección contra el SEA por permitir construcción en Humedal

El organismo resolvió que el proyecto inmobiliario que construirá 200 casas en las dunas no necesita la aprobación de un estudio de Impacto Ambiental.


Ambiente

25 de julio, 2014

Autor:

/Twitter-@carolahernandez [email protected]

Vecinos de Tunquén recurrieron a la Corte de Apelaciones de Valparaíso para denunciar al Servicio de Evaluación Ambiental por resolver favorablemente la consulta de pertinencia sobre un proyecto inmobiliario que atenta contra el humedal de Tunquén, basado en información incompleta proporcionada por la propia inmobiliaria.

A las 12:00 horas de este viernes, junto a representantes de Algarrobo y Casablanca, los vecinos se hicieron parte del Recurso de Protección contra el Servicio de Evaluación Ambiental que, resolviendo la consulta de pertinencia efectuada por la inmobiliaria Punta de Gallo, ha determinado que el proyecto inmobiliario de 200 casas a construirse en la playa no requiere someterse al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

Junto a los vecinos, patrocinados por el abogado Christian Lucero, concurrieron en apoyo el senador Francisco Chahuán, el diputado Rodrigo González y el biólogo Salvador Donghi, quien en mayo de este año interpuso una denuncia ante la Superintendencia de Medioambiente por las infracciones cometidas por la inmobiliaria, al pretender saltarse la institucionalidad ambiental, causando un daño ambiental irreparable. también se hizo presente en el lugar el músico y animador de TV, Sergio Lagos, quien junto a su mujer, la cantante Nicola, destacan como fervientes opositores al proyecto.

El anteproyecto inmobiliario apunta a la construcción de 200 inmuebles de dos pisos en las dunas ubicadas al sur de la playa de Tunquén y fue aprobado el 30 de abril por la Dirección de Obras Municipales de Algarrobo. Sin embargo, la aprobación del permiso de edificación había quedado condicionada a que el proyecto se sometiera al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, entre otras exigencias.

“El proyecto genera impacto ambiental y, al obviar la evaluación preventiva del SEIA, la inmobiliaria atenta contra el Principio Preventivo establecido en la Ley Sobre Bases Generales del Medio Ambiente, ratificada por la Corte Suprema en 2013, en el caso del Hotel Punta Piqueros, situado en el camino costero de Concón”, afirmó el abogado Christian Lucero, quien encabeza el equipo de defensa de Tunquén Sustentable y patrocina la Acción Constitucional.

La resolución del Servicio de Evaluación Ambiental es infundada, señala el jurista, pues se ha basado exclusivamente en los antecedentes proporcionados por la propia inmobiliaria, la que omitió entregar antecedentes a dicho organismo y que debían ser adjuntados para una adecuada resolución, como son los hallazgos arqueológicos; el alto valor ambiental del sector en que se emplazará el proyecto inmobiliario; la solicitud de Declaración de Santuario de la Naturaleza del Humedal ubicado en la zona adyacente; el riesgo de inundación; y la falta de una Evaluación Ambiental Estratégica en la zona.

Además, el Servicio de Evaluación Ambiental, aunque tiene facultades para oficiar a los organismos con competencia ambiental en la materia, omitió hacerlo, debiendo hacerlo en este caso, ya que es un hecho conocido la existencia de hallazgos arqueológicos en todo el litoral de la Quinta Región. Por otra parte, “la destrucción o daño de estos vestigios –indica Donghi– implicarían pérdida de registros de la historia de los primeros habitantes del Chile costero.”

El Humedal Tunquén fue identificado dentro de los 56 sitios prioritarios de la Estrategia Regional de Biodiversidad de la Región de Valparaíso, dada su importancia en diversidad de flora y fauna nativa terrestre y acuática representativa de humedales costeros de Chile central, en el que destaca una riquísima biodiversidad de más de 57 especies de aves y 168 especies de flora, de las cuales más del 40% son endémicas, es decir, que se dan únicamente en este lugar.

“Resulta de la mayor gravedad e irresponsabilidad pensar autorizar asentamientos residenciales en una zona con alto riesgo de inundación, sin una evaluación ambiental previa, lo que va en contra de todas las políticas y recomendaciones dadas por los organismos responsables de la seguridad ciudadana como la ONEMI y el SHOA”, puntualizó Lucero.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia