Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Megasequía: Coyhaique y Balmaceda rompen récord de bajas precipitaciones en los últimos 50 años

Si continúan las emisiones de gases de efecto invernadero tal como ocurre ahora, el periodo entre una sequía y otra sería de unos 20 años, según indica un estudio hecho por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia.


Ambiente

22 de agosto, 2016

Autor: El Dínamo

2325382

Mucho antes de que comenzara el cambio climático, las megasequías ocurrían con 300 años de diferencia. Pero una vez que la actividad del ser humano se hizo patente en la naturaleza la brecha se acortó a 50-70 años.

Si continúan las emisiones de gases de efecto invernadero tal como ocurre ahora, el periodo entre una sequía y otra sería de unos 20 años, según indica un estudio hecho por el Centro de Ciencia del Clima y la Resiliencia (CR2), publica La Tercera.

En Chile, el fenómeno está presente hace ocho años y se extiende desde la Región de Coquimbo hasta La Araucanía. Y ahora último Coyhaique presenta la situación más extrema, dado que entre 1981 y 2010 hubo 884,5 mm y en lo que va del año sólo han caído 220 mm, lo que se traduce en un 75% de déficit.

“Si bien ha estado lloviendo desde Concepción al sur, los números siguen siendo bajos. En Concepción están a la mitad de lo normal, en Chillán aún menos. En Coyhaique y Balmaceda ha llovido un cuarto de un año normal”, dice el climatólogo René Garreaud, investigador del Departamento de Geofísica de la Universidad de Chile y subdirector del CR2.

La situación del sur es crítica, sostiene Nicolás Bambach, director ejecutivo del Centro Cambio Global, de la U. Católica, “y difícilmente las precipitaciones que puedan ocurrir al final del invierno o temprano en la primavera, lograrían compensar el déficit existente”.

Si bien el hecho de que llueva o no está motivado por los sistemas frontales, que han sido escasos, últimamente se ha visto afectado por el fenómeno del cambio climático. “El  actual déficit de precipitaciones está probablemente asociado a elementos de variabilidad climática, pero también a cambio climático. Estudios recientes han confirmado que la presente sequía es explicada de manera importante por los cambios del clima a escala global”, explica Bambach.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia