Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Crean la mayor área protegida marina del mundo para 2017 en la Antártica

Más de 1 millón y medio de kilómetros cuadrados del océano Antártico estarán resguardados de la pesca y la perforación petrolera por los próximos 35 años.


Ambiente

28 de octubre, 2016

Autor: El Dínamo

antartica

La Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos(CCAMLR) acordó la creación del área marina protegida más grande del mundo, con una extensión de 1,55 millones de kilómetros cuadrados en el Mar de Ross, en el océano antártico.

La decisión, que prohibiría la pesca y la perforación petrolera en el área, fue tomada por los representantes de 24 países y la Unión Europea.

Durante la cita que comenzó el 17 de octubre en la ciudad australiana de Hobart, se analizaron las propuestas sobre la creación de tres áreas marinas protegidas que en total abarcan más de 5 millones de kilómetros cuadrados en aguas antárticas.

Sin embargo, la comisión solo aprobó la propuesta de Estados Unidos y Nueva Zelanda centrada en la protección del Mar de Ross, mientras que los restantes planes se seguirán negociando en próximas reuniones.

El Mar de Ross es una bahía profunda ubicada entre el Glacial Antártico y la Tierra de Victoria y la Tierra de Marie Byrd, al sur de Nueva Zelanda, cuya extensión supera 900 mil kilómetros cuadrados.

Conocido como “el último océano” por considerarse el último ecosistema marino sin contaminación, ni sobrepesca, ni especies invasoras, el mar de Ross es hogar de un tercio de los pingüinos Adélie del planeta, un cuarto de la población de los pingüinos emperador, además de petreles antárticos, focas Wedell, merluzas negras y una especie única de orca, entre otras especies.

Además la región es importante para el resto del planeta por el afloramiento de nutrientes de las aguas profundas que son arrastradas por las corrientes que los llevan a todo el mundo.

El acuerdo, cuya creación entrará en vigor a finales del próximo año, valora el área como un lugar fundamental para el estudio de los ecosistemas marinos y comprender los efectos del cambio climático en los océanos.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia