Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Trump, el hombre que piensa que el calentamiento global es un invento de China para atacar a EE.UU.

El nuevo presidente de Estados Unidos ha dicho que no adherirá al Acuerdo de París, cuyo fin es frenar las emisiones de gases de efecto invernadero.


Ambiente

9 de noviembre, 2016

Autor: El Dínamo

cambio-climatico-600x450

Hace tres años, cuando Donald Trump se dedicaba exclusivamente a los negocios y a aparecer de vez en cuando en algún programa de televisión, escribió en su cuenta de Twitter algo que hoy podría ser una aberración: “El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para atacar la competitividad de la industria estadounidense”. 

Con ese escepticismo, Trump declaraba su postura ante uno de las mayores amenazas de la Tierra. Luego, durante la campaña presidencial matizó su visión y dijo que el calentamiento global se da por “causas naturales”.

Con todo, con la llegada del nuevo presidente de Estados Unidos los compromisos adquiridos por ese país a nivel internacional caminan por una cuerda floja. Siendo candidato, el magnate ha dicho que de ser electo -lo que ocurrió contra todo pronóstico- cancelará la adhesión de EE.UU. al Acuerdo de París, cuya misión es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, así como también detendrá el financiamiento estadounidense a los programas de la ONU contra el calentamiento global.

Al respecto, miembros de la Academia Nacional de Ciencias escribieron en ese entonces una carta abierta dirigida al excéntrico empresario: “El cambio climático causado por los humanos no es una creencia, un engaño o una conspiración. Es una realidad física”.

Los expertos añadieron que “las consecuencias de la exclusión voluntaria de la comunidad internacional serían graves y de larga duración, para el clima de nuestro Planeta y para la credibilidad internacional de Estados Unidos”. Ello considerando que se trata del segundo país que emite más emisiones en el mundo, sólo después de China. 

Trump se autodenomina como el “salvador” de la industria del carbón y propone fomentar la producción de petróleo y gas natural. Con la llegada del republicano a la Casa Blanca las políticas en materia medioambiental quedarán sumidas a la expectación del mundo entero.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia