Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

45% de alza de VIH: todo lo que debes saber del virus

45% de alza de VIH: todo lo que debes saber del virus 45% de alza de VIH: todo lo que debes saber del virus

Creo que no sólo se debe culpar a los adultos por negar que los jóvenes tengan relaciones sexuales, sino que también a la falta de políticas públicas de prevención del VIH. Vemos como la actitud de negación de los padres se repite en las políticas del Estado: no hablar de sexo.

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Según datos del Instituto de Salud Pública, se registró un alza de 45% de casos VIH positivos, especialmente en jóvenes. Yo trabajé como Psicóloga en un programa de VIH en un hospital público y me daba cuenta que las personas que venían a toarse el examen para VIH habían tenido conductas de alto riesgo sin usar preservativo, las mujeres no sabían como poner correctamente un condón y los jóvenes y adolescentes tenían prácticas sexuales altamente peligrosas, con múltiples parejas sexuales y no tenían idea del VIH ni enfermedades de transmisión sexual y menos cómo usar un condón.

La conversación sobre sexualidad con los padres reinaba por su ausencia. En talleres de sexualidad que he dado en colegios, son los padres y apoderados quienes se resisten a que se les enseñe a poner un condón a los jóvenes, pensando que esto sería “chipe libre”. Lo cierto es que los adolescentes tienen relaciones sexuales igual pero con la diferencia de que no saben cómo cuidarse de las enfermedades de transmisión sexual. ¿Qué cuesta hablar con los hijos sacándose la venda de los ojos? Los adolescentes tienen derecho a vivir una sexualidad plena y para ello necesitan del apoyo de sus padres, conversar abiertamente y que sea en la familia donde se eduque acerca de métodos anticonceptivos y uso de condón.

Siempre me llamó la atención las prácticas sexuales de los adolescentes a edades muy tempranas, esto es, jóvenes de 12 y 13 años que practicaban en grupo sexo oral, sexo anal, frotaciones y otros, sin saber que el sexo anal es la práctica más riesgosa para adquirir VIH, con un 80% de probabilidades de adquirirlo si se practica sin condón. Estos jóvenes no conversaban de sexualidad con los padres, principalmente por temor y lamentablemente tuve que dar la noticia a varios adolescentes de que eran portadores de VIH y ahí fue cuando recién los padres se enteraban no sólo de que su hijo o hija tenía relaciones sexuales sino que también estaba viviendo con el virus del VIH.

Creo que no sólo se debe culpar a los adultos por negar que los jóvenes tengan relaciones sexuales, sino que también a la falta de políticas públicas de prevención del VIH. Vemos como la actitud de negación de los padres se repite en las políticas del Estado: no hablar de sexo. En las campañas de VIH anteriores ni siquiera se ocupaba la palabra condón y los comerciales hablaban indirectamente de relaciones sexuales. ¿Para qué invertir dinero en algo que ni siquiera vamos a nombrar?

También observé que muchas mujeres casadas dueñas de casa, eran portadoras del virus del VIH, contagiadas por sus propios maridos. Vi la misma historia repetirse decenas de veces. Maridos con otra pareja, que salín con prostitutas sin condón, etc y que la esposa se enteraba que vivía con el virus cuando su esposo era notificado. ¿Debemos confiar ciegamente en la pareja cuando es nuestra vida la que está en juego?, ¿no necesitamos tomarnos el examen de VIH solo porque estamos en pareja estable?

El tomarse el examen debería ser un examen de rutina general anual sin importar si estamos en pareja o no y es fundamental hablar con nuestra pareja acerca del virus del VIH y la infidelidad. De nuevo. El que no hablemos del tema, no significa que nos serán fieles. Hay que conversar acerca de la infidelidad, acordar qué hacer y tener la decencia de por lo menos usar condón.

Como última parte de este artículo, me gustaría hacer un  llamado a adolescentes y adultos, solteros o en pareja, a tomarse el examen de VIH, el cual es gratuito en la red pública. Hay que recordar que el virus no tiene síntomas incluso hasta ocho años, donde podemos jurar que no tenemos VIH cuando sí lo portamos. Vivir con el virus tomando los medicamentos correspondientes nos permite vivir largamente y sin complicaciones pero si el virus se descubre tardíamente, puede provocar daños irreversibles o la muerte.

¿Qué necesito para tomarme el examen?

Con pareja o sin pareja, tienes que contar tres meses desde la última vez que tuvieron relaciones sin condón y durante esos tres meses, practicar la abstinencia o tener relaciones exclusivamente con condón. Una vez pasados los tres meses, puedes tomarte el examen sabiendo que el resultado será certero.

¿Cuáles son las prácticas sexuales más riesgosas?

El virus del VIH vive en la sangre y semen, principalmente, por lo que cuando hay contacto con estos fluidos, hay riesgo de contraer VIH. Cuando tenemos relaciones anales se producen micro fisuras, es decir sangre que unida al semen, hacen una puerta de entrada ideal para el virus. También tener relaciones vaginales durante la menstruación sin condón, es una práctica de alto riesgo.

¿Si estoy en pareja, estoy protegido del VIH?

No. Se sabe que al tener relaciones sexuales con una persona, se está teniendo sexo con promedio cuarenta extraños, ya que se tiene sexo con esa persona y su pasado, es decir, todas sus antiguas parejas y las parejas de esas parejas. Por eso todos y todas podemos adquirir VIH, ya que todos tuvimos parejas sexuales que tienen también un pasado. Por esos es importante que ambas partes de la pareja se hagan el examen.

¿Dónde me tomo el examen?

Gratuito en la red pública, esperando los tres meses de período de ventana. En la red privada hay algunos centros que hacen el examen con un mes de período de ventana, con técnicas más nuevas. Sólo necesitas presentar tu cédula de identidad. El examen es confidencial.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día