6 conclusiones sobre la sexualidad de las chilenas

Ayer se estrenó en el programa televisivo de Contacto, Canal 13, un reportaje entorno a la sexualidad de las chilenas bajo el nombre: De sexo, amor y otras confesiones. Indagación en cual un grupo de valientes mujeres se atrevieron a comunicarle a todo un país “lo que ellas quieren”.


País

10 de agosto, 2011

contacto

                Ayer se estrenó en el programa televisivo de Contacto,  Canal 13, un reportaje entorno a la sexualidad de las chilenas bajo el nombre: de amor, sexo y otras confesiones. Indagación en cual tuve el privilegio de participar. Y por ello, con conocimiento de causa puedo aplaudir la labor investigativa de Javiera Briones, Juan Francisco Rojas y todo el equipo de Contacto, así como también el espíritu y valentía de esas grandes mujeres que se atrevieron a abrir la caja de pandora y dar la cara para comunicarle a todo un país “lo que ellas quieren”.

                En razón al reportaje, he creído pertinente realizar una selección de 6 conclusiones que podemos sacar sobre la chilena actual y su sexualidad:

1-La mujer chilena habla más de sexo, quiere más sexo y es cada vez más consciente de  su derecho al placer y a hacer uso de su cuerpo como le plazca. Están cansadas de los tabúes las ansiedades y las vergüenzas producto de una sociedad exageradamente culposa.

2- Se siente más empoderada en su vida, sus relaciones, sus emociones, su sexualidad y su corporalidad, ello probablemente en razón a una mayor independencia económica que les permite decir qué hacer  o no hacer con su vida. Sintiendose más seguras y capaces de decir cuándo, cómo y con quién quiere tener una relación sexual. Y a tomar la iniciativa, atreverse a innovar, perder los pudores y no vivir en torno a lo que el otro quiere sino que entorno al propio deseo.

3-La vida sexual, a diferencia de en el pasado,  cobra una gran importancia a la hora de establecer y mantener una relación de pareja y las chilenas consideran importante que a la larga el sexo incorpore ternura y humor. No obstante se sienten más capaces de separar, en un comienzo, erotismo y amor.

4- Están experimentando un quiebre y reaprendizaje con respecto a algunas idealizaciones románticas entorno a la pareja y la sexualidad, cada vez menos se cree en príncipes azules o una iniciación sexual con fuegos artificiales. Ven a los hombres como seres de carne y hueso, algo asustados o incómodos con los cambios que ellas están experimentando y aseveran que el gusto por el sexo se adquiere con el tiempo y la práctica, que en un comienzo sienten más dolor que placer.

5-  La masturbación se ve como una importante práctica de autoconocimiento de sus cuerpos, sus puntos de placer. Y ven necesaria la incorporación de juguetes sexuales para explorar su sexualidad e innovar y llevar a cabo sus fantasías sexuales. Comenzando a asumir una responsabilidad  activa con respecto al propio disfrute.

6- Se le crítica a los hombres chilenos el que vayan directamente al sexo penetrativo sin respetar los tiempos de ellas o preocuparse del placer de la pareja; que asuman rápidamente que si una mujer no lo pasa bien en la cama es un problema de ellas y no del músico que toca el arpa; que estén tan obsesionados con su desempeño sexual;  que aún las enjuicien si hablan abiertamente de sexo; que no lleven condones o sean reacios a usarlos y que no sean conscientes de la importancia del clítoris para la excitación femenina y crean que sexo es igual a penetración.

Más claro ¡imposible!

Gracias chicas ¡son una verdadera inspiración!

Pueden acceder al programa aquí



Comenta esta noticia