Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Arcis, conejillo de Indias de una ley inútil

Arcis, conejillo de Indias de una ley inútil Arcis, conejillo de Indias de una ley inútil

Actualmente, el problema de la administración provisional y de cierre de instituciones de educación superior, no es un tema local de los estudiantes de Arcis, sino que es un tema transversal para la educación chilena, puesto que miles de estudiantes de las universidades del controlador Laureate podrían estar como nosotros y corren el riesgo de que se aplique esta misma ley vulneradora a de derechos sería inaceptable.

Sandra Beltrami

Por


Vocera de la Confech y presidenta de la Federación de Estudiantes de la U. ARCIS (FEUARCIS)

Este miércoles 31 de agosto, el Consejo Nacional de Educación (CNED) ratificó la decisión del Mineduc de mantener la administración provisional en la Universidad Arcis por un año más.

Esto ocurre porque Arcis es una institución que no puede sustentarse por sí misma, por lo tanto, es el Estado quien debe garantizar el resguardo de nuestros derechos, pero esto ocurre en forma deficiente, ya que al no ingresar recursos del Estado, no se pueden solucionar problemas que dependen en gran parte de la plata existente.

La ley no garantiza nuestro derecho a la educación, sino que sólo la continuidad de estudios sin importar cómo se realice dicha continuidad. Actualmente, el plantel tiene excelentes profesores, pero bajas matrículas y problemas administrativos en algunas carreras, vicios que exigimos que sean saneados durante este nuevo periodo de administración provisional.

No podemos olvidar también la historia de lucha y resistencia contra la dictadura que impartió esta casa de estudios, estudiantes, funcionarios y docentes expulsados de universidades estatales, pudieron estudiar en Arcis, como así también perseguidos políticos y estuvo a la delantera por muchos años a la delantera en el desarrollo del pensamiento crítico y defensa de derechos humanos, cumpliendo un rol público en momentos tan difíciles para nuestro país.

Es por eso que el Estado de Chile debe no sólo reconocer esta labor, sino que proteger este legado histórico y educativo, lo que no ha hecho hasta ahora, pues se puede decir que más que nada ha dilatado la muerte de la universidad.

¿Por qué cambiar la ley?

El proyecto de ley de Reforma Educacional ha tenido un rechazo transversal entre los actores de la educación y la ciudadanía en general, eso ocurre por qué solamente regula el sistema de mercado imperante, pero no hace las modificaciones estructurales que hemos venido planteando desde hace más de cinco años.

Si eso continúa así, se hace dificultosa su aprobación con un rechazo generalizado. Es necesario que el Ejecutivo realice modificaciones con carácter estructural al proyecto.

Una de estas modificaciones, además de instalar una verdadera gratuidad universal, eliminar y penalizar el lucro, eliminar el CAE u otras formas de bancarización, también debe ser en esta materia.

Actualmente, el problema de la administración provisional y de cierre de instituciones de educación superior, no es un tema local de los estudiantes de Arcis, sino que es un tema transversal para la educación chilena, puesto que miles de estudiantes de las universidades del controlador Laureate podrían estar como nosotros y corren el riesgo de que se aplique esta misma ley vulneradora a de derechos sería inaceptable.

Es por ello que después del 18 de septiembre, presentaremos un proyecto de ley en el que venimos trabajando desde hace tiempo con la Confech, los diputados Giorgio Jackson, Gabriel Boric y Camila Vallejo. La idea es que estas modificaciones permitan garantizar de verdad el derecho a la educación de los estudiantes de Chile.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día