Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

Caída libre de la clase política, el límite de la paciencia

Caída libre de la clase política, el límite de la paciencia Caída libre de la clase política, el límite de la paciencia

Es muy complejo el escenario para nuestro país, ya que el riesgo de anarquía e ingobernabilidad es evidente.

Por


Ingeniero Comercial Magister en Economía UNAB -IEDE, Cursando Maestría en Política Económica en el SMC University

Con una desaprobación del 80%, Oposición y Gobierno no representan prácticamente a nadie.

Es muy complejo el escenario para nuestro país, ya que el riesgo de anarquía e ingobernabilidad es evidente. Nuestros políticos ganan sueldos superiores al de políticos de países desarrollados y aun así muchos son corruptos. Buscan financiamiento de empresas reguladas y pierde sentido legislar ya que no perjudicarían a sus financistas, tienen conflicto de interés en casi todo y se defienden corporativamente como carteles.

Dicho esto, lo más aberrante es que se dan el lujo de aumentar el número de parlamentarios cuando lo decente o lógico sería disminuirlo. Por su parte, la Presidenta de la República posee un 26% de aprobación, es decir, está en igualdad de condiciones que la clase política, complicada por el caso Caval y la precampaña.

Hace pocos días se conoció el caso del diputado Iván Fuentes, dirigente sindical que recibió dinero de las grandes pesqueras y su recaudador era el senador Patricio Walker. Lo que llama la atención es la explicación machiavelica de Fuentes, quien dijo que era la única forma de realizar su candidatura dado que venía de Aysén.

Con esto entonces podemos justificar casi todos los delitos, los portonazos, los asaltos, el cohecho, los sobornos, la evasión de impuestos, no pagar la micro, etc. Ya que todos tenemos necesidades y podríamos justificar todo esto con un relativismo moral, de que está mal lo que hicimos pero necesitábamos recursos. Ya que no teníamos empleo, no tenía la plata en ese minuto o simplemente no pudimos pagar.

Con esto se reafirma cada vez más mi ideología liberal, es urgente un Estado Mínimo y váyanse para su casa el 80% de ustedes. Ya no representan a nadie, es impresentable pagar impuestos para pagarle sus sueldos y cafeterías de $ 700.000.000. No son más que burócratas de lado a lado, que buscan servirse del Estado y no servir a los ciudadanos. Los chilenos no nos merecemos esta clase política y si no la queremos no la tenemos por qué financiar. Que el Estado se preocupe de justicia, educación, seguridad, salud y previsión y los demás fuera.

Yo creo que hay límites y la derecha y la izquierda los han sobrepasado todos. Tenemos una justica para ricos y pobres, un sistema de transporte indigno, un sistema de salud que las personas mueren esperando que se las atienda, inseguridad permanente, pensiones miserables, para que ha servido este Estado y el actual congreso. Y llevan años y no cambian nada de lo estructuralmente importante para el país.

Creo representar el sentir de muchos compatriotas, que ya están cansados del abuso y la negligencia. O se investigan ahora a todos de verdad y los que deban ir presos, vayan presos o este sistema colapsa.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día