Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Estadio

El caso Barroso y por qué la ANFP le hace queques a Johnny Herrera

El caso Barroso y por qué la ANFP le hace queques a Johnny Herrera El caso Barroso y por qué la ANFP le hace queques a Johnny Herrera

"Me parece que este caso de Julio Barroso saca lo peor de nosotros como sociedad. Debemos aprender algún día a no castigar ni menos prohibirlo todo".

Por


Periodista, músico, documentalista, docente y community manager, realizador de la saga "Ejemplo de Valor", representante de Colo-Colo en el programa Show de Goles.

El miércoles 5 de noviembre, Julio Barroso en conferencia de prensa sorprendió a todos realizando declaraciones que encendieron la semana: “un buen dirigente no necesita comprar un torneo, debe comprar buenos jugadores”. Estos dichos no pasaron desapercibidos en la ANFP, por ello, la secretaría ejecutiva de dicho organismo presentó una denuncia ante el Tribunal Autónomo de Disciplina, acción que significó un castigo de ocho fechas para el jugador albo.

“Cualquier acto que pudiese provocar el descrédito, menoscabo o que pudiera afectar la transparencia de la actividad futbolística en su conjunto, o de los personeros que la representan, será sancionado de cuatro a cincuenta juegos de suspensión”, dice  el reglamento.

Tras esta desacertada decisión, en mi opinión sumamente exagerada, me es imposible olvidar cuando Johnny Herrera trató públicamente de “delincuente” a Jason Silva, quién fue detenido tras patear un lienzo azul, esto, dentro de decenas de declaraciones que jamás han sido sancionadas y que según el Secretario ejecutivo de la ANFP Oscar Fuentes son solo parte del folclore.

“Hay que ver el contexto de los dichos… lo que dijo Herrera es propio del folclore futbolístico, hay muchas declaraciones similares después de un partido. Es diferente a las acusaciones que hace Barroso“, señaló Fuentes.

Bajo estos antecedentes, da para pensar y preguntarnos ¿qué declaraciones son “folclore” y cuáles no? Si tanto se analizaron las palabras de Barroso para intentar traducir lo que él quiso decir, ¿por qué no somos más precisos con el término “folclore” en el fútbol y lo aplicamos como reglamento?

Si hay que ver el contexto, insultar a un árbitro o decir que el juez planeó todo para que un equipo ganara, ¿no debería tener sanción? Es “parte del folclore”. Si le decimos delincuente a un compañero de profesión sin pruebas que lo condenen, ¿también es parte del Folclore?

Si alguien dice “para mí es un asco el Monumental. No sé cómo se deja entrar a esa gente a la galería, pero ya sabemos lo que significa ir a Pedreros” ¿también es parte del “folclore”?. Señores, al dar declaraciones da lo mismo el contexto y acá claramente no se aplica la ley de igual forma para todos.

Con esta sanción, da para pensar que da lo mismo lo que digas de la hinchada rival, da lo mismo lo que puedas decir de un compañero de profesión, da lo mismo lo que puedas decir de un periodista o incluso da lo mismo lo que puedas decir de un arbitraje… lo único que hay que tener cuidado, es decir algo que pueda hacer pensar que hablas mal de los señores dirigentes de la ANFP, en esto “no hay folclore”.

Me parece que este caso de Julio Barroso saca lo peor de nosotros como sociedad. Debemos aprender algún día a no castigar ni menos prohibirlo todo, hace falta más dialogo, empatía, el respeto por las opiniones personales y desarrollar la capacidad de entendimiento, medidas que van de la mano con una mejor educación, porque en Chile, este derecho es una utopía.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día