Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Cigarettes after sex: Intensa quietud

Cigarettes after sex: Intensa quietud Cigarettes after sex: Intensa quietud

"Cigarettes after sex se desliza plácidamente por texturas agridulces con una sonoridad refinada y embriagadora que por momentos deja sin aliento".

Bárbara Alcántara

Por


Periodista especializada en música. Instagram: chicarollinga

Para quienes disfrutan de exploraciones sonoras invernales que mantienen una línea anímica no apta para un subidón de energía, la recomendación perfecta es Cigarettes after sex (CAS). Se trata de un proyecto formado en el 2008 por Greg Gonzalez (34) en El Paso, Texas. Sí, a ocho kilómetros de Juárez, en medio de un escenario árido, desértico y soleado, el norteamericano dio vida a un sonido que evoca lluvia, niebla y bocanadas de nostalgia. Mucha nostalgia.

Tras una búsqueda melódica ligada al pop ambiental y un cambio de residencia a Brooklyn, NY, Gonzalez reclutó a quienes serían los miembros estables de la agrupación completada por Phillip Tubbs en teclados, Randy Miller en bajo y Jake Tomsky en batería. Luego, el 2012 y a través de Youtube publican el EP I. Sin apuro y confiados, dos años después (2014) cuelgan dos canciones en la mencionada plataforma, Affection y una versión demoledora de Keep on loving you de REO Speedwagon. Las asociaciones los ubicaron en la misma avenida que transitan The xx, Beach House y Galaxie 500. Así, con tan sólo seis canciones, pasaron a convertirse en la nueva banda de culto estadounidense.

The Guardian catalogó su estilo como “noir dreampop”. Probablemente por el cuidado de las finísimas atmósferas. Y como no, la presencia de la mujer fatal que lastima al protagonista que en este caso, aúlla con una andrógina dulzura. La narración está configurada de un buen manojo de romance y desconsuelo, interpretada con la cautivadora intimidad de un chico que deja su corazón sobre la cama. Honesto, despechado y sensual.

Dueños de una estética sofisticada, las dos portadas del material editado en sus inicios son fotografías del afamado francés Man Ray. No así la carátula del esperado álbum homónimo publicado el 9 de junio recién pasado (2017). Para su primer disco propiamente tal, eligieron la sobriedad del negro con el nombre de la agrupación en el centro. Minimalismo que los define por completo.

Cigarettes after sex se desliza plácidamente por texturas agridulces con una sonoridad refinada y embriagadora que por momentos deja sin aliento. De este modo se convierten en la banda sonora imprescindible para el frío invierno que se avecina y en un gran descubrimiento musical de lo que va del 2017.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día