Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Cómo se enfrenta la salmonicultura en el modelo de conservación de WWF

Cómo se enfrenta la salmonicultura en el modelo de conservación de WWF Cómo se enfrenta la salmonicultura en el modelo de conservación de WWF

La forma de hacer conservación está cambiando, y debemos involucrarnos activamente con los que están al frente nuestro, para hacerla real y efectiva.

Por


Director de WWF Chile, es Ingeniero Agrónomo de la Universidad Austral de Chile y Magíster en Administración Ambiental de La Universidad de Dalhousie, Canadá.

Conservar la naturaleza a través de la creación de áreas protegidas, si bien es fundamental, ya no es suficiente. En un mundo donde los recursos naturales son extraídos a tasas sin precedentes, y donde además, año tras año aumenta nuestra huella ecológica, WWF ha comprendido que para alcanzar las metas de conservación que el planeta requiere, son necesarias estrategias complementarias a las de protección de especies y ecosistemas. En este nuevo contexto, nuestra propuesta apunta también a abordar la protección de la biodiversidad fuera de las áreas protegidas e influir en los actores que la amenazan.

Un ejemplo de esto es el modelo de conservación que WWF Chile está aplicando en el área de conservación marina de la Patagonia Norte. En este territorio, estamos abordando la protección de especies emblemáticas como la ballena azul y hemos definido una red de áreas protegidas marinas que permitan su conservación y las de los ecosistemas únicos presentes en esta zona del Sur de Chile. En este mismo plano, trabajamos con las comunidades locales para transmitirles el importante rol que deben jugar en la gobernanza de estas áreas cuando sean decretadas, y promoviendo que se generen beneficios para ellas. Hasta acá, el modelo de conservación de WWF Chile sigue patrones tradicionales, identificando objetivos y usando herramientas ya conocidas en el mundo de la conservación. Pero, ¿es esto suficiente? Qué pasa fuera de las áreas protegidas o con los actores cuya misión no es la conservación sino que la producción, y que están presentes en esta zona. ¿Deben o no ser parte de nuestras estrategias de conservación? Nuestra respuesta es que sí, ellos también debe ser parte de la discusión.

En este esquema, la industria salmonera fue detectada por WWF Chile como un sector relevante, identificándolo como una fuerte amenaza a la biodiversidad de los ecosistemas marinos. Adicionalmente, son actores económicos importantes por el alto volumen de salmón que producen en aguas del sur de Chile, lo que les lleva a alcanzar el 30% de participación en el mercado global. Los impactos ambientales y sociales que este crecimiento explosivo produjo, fueron identificados en la mesa internacional sobre salmonicultura, en la cual WWF participó activamente a nivel internacional y nacional, hace unos 10 años.

En esta parte, el modelo de conservación incorpora también la fuerza de los mercados y las instituciones financieras para exigir cambios reales a esta industria. Usamos como herramientas los sellos internacionales de certificación como ASC (Aquaculture Stewardship Council), para mejorar las prácticas de la producción del salmón hacia estándares sociales y ambientales reconocidos internacionalmente. Estas organizaciones certificadoras son independientes de WWF y cuentan con sistemas internacionalmente validados, con acreditación y auditorías externas. También influenciamos en la banca para que exija a sus clientes salmoneros un desempeño ambiental y social alineado con los estándares de ASC y acuerdos internacionales, a la hora de solicitar sus créditos. Finalmente, la influencia en políticas públicas que regulan la actividad salmonera y ordenan el territorio, junto con el empoderamiento de las comunidades locales, completan el conjunto de herramientas utilizadas.

Esta combinación de estrategias permite enfrentar de manera integral las amenazas a paisajes como la Patagonia Norte, y requiere de todos los actores que se encuentran en la zona de influencia de las áreas prioritarias de conservación identificadas. La forma de hacer conservación está cambiando, y debemos involucrarnos activamente con los que están al frente nuestro, para hacerla real y efectiva.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día