Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Ambiente

Los daños que le hacemos al mar de forma inconsciente

Los daños que le hacemos al mar de forma inconsciente Los daños que le hacemos al mar de forma inconsciente

El problema es que ya no se habla sólo de zonas contaminadas, si no de efectos en zonas que se creían prístinas.

Por


PhD Licenciado en Biología por la Universidad de Santiago de Compostela DEA en el programa de doctorado de Medio Ambiente y Recursos Naturales- Doctor por la facultad de Ingeniería Naval y Medio Ambiental de la Universidad Politécnica de Cataluña. Director de el Centro de Investigación en Sustentabilidad de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales de la Universidad Andrés Bello

La proliferación de compuestos orgánicos y metales producto de la acción del hombre, trae como consecuencia que éstos se liberen al medio ambiente de forma continua. No obstante, por regla general se piensa que estos desechos se acumulan en los sedimentos del fondo marino y ahí se quedan sin tener efectos sobre el medio ambiente.

Esto no es más que una verdad a medias: hay flora y fauna que habita en las profundidades del mar que no tiene conocimiento de nuestra existencia, por lo que la magnitud de los efectos que puedan sufrir al estar expuestos a estos contaminantes es desconocida.

De la misma forma, la ciencia ha establecido que dentro de los efectos que se conocen, relacionados con la contaminación ambiental, se cuenta el intersexo dentro de la misma especie. Es decir, individuos que presentan órganos reproductores masculinos y femeninos. Hay reportes de este hecho en diferentes especies sin embargo, en todos ellos se había encontrado una fuente contaminación determinada.

Recientemente, la revista científica Marine Environmental Research plantea  un incremento en la contaminación del fondo marino, la cual se produce principalmente por metales pesados como mercurio, cadmio y plomo, además de contaminantes orgánicos como pesticidas y compuestos clorados; y una mayor incidencia en la condición de intersexo en distintas especies propias de las profundidades del mar.

En este sentido, es lógico pensar que la intersexualidad descubierta en peces que habitan a muchos metros bajo el agua, puede deberse a la presencia de contaminantes que actúan como “disruptores endocrinos”, imitando los estrógenos en su conformación, pero con un efecto diferente y muy dañino.

Aunque este caso pueda parecer sensacionalista, creo que no se aleja de la verdad, ya que tiene una perfecta lógica científica. De hecho, este estudio no hace más que ampliar el conocimiento que se tiene acerca de los efectos de la contaminación sobre los organismos, el problema es que ya no se habla sólo de zonas contaminadas si no de efectos en zonas que se creían prístinas.

Estos datos deben ser recogidos con cautela y tomados como un efecto que se ha encontrado y que debe ser corroborado con más investigación en sitios de características similares. Proyecto que requerirá más tiempo y trabajo por parte de otros científicos.

Quizás se necesitaría reexaminar las muestras obtenidas por otros estudios. Hasta ahora el interés hacia estos animales estaba centrado en investigación de sus parásitos y los efectos sobre el individuo. A pesar de esto, el intersexo en animales marinos se ha relacionado con contaminantes y no con parásitos.

Mi conclusión final coincide un poco con los autores de este trabajo y es que la contaminación no sólo afecta a quienes están expuestos directamente a ella, sino que también a aquellas especies que creíamos ajenos a sus efectos, ya que habitan en ambientes tan desconocidos para nosotros como es el fondo marino.

Lo más interesante de este resultado que han mostrado los investigadores es que empieza a corroborar algo que ya se había hipotetizado con modelos predictivos por parte de otro grupo científico hace algunos años. Este grupo de investigadores señalaba que los contaminantes que llegan a la superficie de los océanos se distribuyen en la columna de agua convirtiendo las aguas futuras en posibles nuevas fuentes de contaminantes. Esto es algo preocupante en gran medida pues quizás los efectos que se han descrito están relacionados con contaminación histórica que puede datar de muchos años atrás. Esto implica plantea el hecho que el hombre como especie es capaz de afectar a ecosistemas con los que ni siquiera interactúa de forma tan directa. Y arroja una pregunta; es un hecho ampliamente conocido que los recursos marinos son el futuro de la alimentación de la humanidad…pero serán seguros dentro de algunos años.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día