Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Descentralización, ¿ahora sí?

Descentralización, ¿ahora sí? Descentralización, ¿ahora sí?

Además, nos parece fundamental que el proceso de descentralización considere las potencialidades y recursos que tienen las personas y los territorios, esto le daría riqueza a la implementación de nuevas políticas públicas cambiando el paradigma de la carencia y promoviendo que sean pensadas y gestionadas regionalmente.

Por


Ingeniero Comercial y en Turismo, Magister en Administración de Empresas con mención en RRHH y tiene un Diploma en Políticas Públicas y Superación de Pobreza para América Latina. En 2002 - 2003 fue profesional SERVICIO PAÍS en la comuna de San Fabián de Alico, región del Biobío. En 2007 retorna a la Fundación Superación de la Pobreza y asume la dirección del Programa Servicio País en la región del Biobío. Desde 2009 y hasta asumir la dirección nacional de SERVICIO PAÍS en marzo de 2014, se desempeñó como director regional de la Fundación Superación Pobreza la región de La Araucanía.

Felizmente parece haberse retomado la agenda en el tema y ya fue aprobada en general la Ley de Descentralización. Esperamos que esta legislación, que crea la autoridad del Gobernador Regional elegido democráticamente siga su trámite con premura, pero, más importante y según la misma discusión que se dio en el Parlamento, logre efectivamente traspasar competencias y recursos a las regiones, y además descentralizar el importante capital humano, que está concentrado en las capitales regionales. A ello se debería agregar también que la nueva ley haga patente el respeto a la diversidad territorial y la autonomía en un sentido amplio. En las comunas y regiones se da el mismo centralismo que a nivel país y los territorios apartados deben lidiar con ello cada día.

Estamos convencidos de que el traspaso de poder efectivo a las regiones es fundamental para tener un Estado más moderno. En ese sentido, la participación en las decisiones que afectan la vida de las personas en cada localidad, debe ir acompañado de un traspaso expedito en la administración de los recursos, de Cores más empoderados y que estén muy al tanto de las problemáticas locales, que escuchen a la ciudadanía, que trabajen en conjunto con los dirigentes sociales e identifiquen plenamente las aspiraciones de las organizaciones sociales. Ahí, en las organizaciones, hay una inmensa riqueza que es difícil de ver.

Además, nos parece fundamental que el proceso de descentralización considere las potencialidades y recursos que tienen las personas y los territorios, esto le daría riqueza a la implementación de nuevas políticas públicas cambiando el paradigma de la carencia y promoviendo que sean pensadas y gestionadas regionalmente. Estas semanas, los nuevos profesionales Servicio País, 300 en 99 comunas, están llegando a vivir y trabajar en sus lugares de destino. Es para nosotros un objetivo que lleguen a vincularse con las comunidades desde este nuevo paradigma, que comienza en las potencialidades y recursos locales. Otro aporte que intencionamos por parte de los profesionales se da en la identificación y visibilización de las problemáticas más urgentes de las comunidades, que nuestros jóvenes Servicio País facilitan a nivel comunal e incluso regional, y que por cierto es un proceso participativo. Es ahí donde los profesionales juegan un rol fundamental para descentralizar y que tiene que ver con hacer más evidentes los temas que preocupan a las personas frente a las autoridades.

También el desarrollo va de la mano del aumento de la participación democrática de todas maneras. Sin eso no hay proceso que pueda ser legítimo y efectivo. Qué más equitativo que las personas puedan aportar y decidir en las soluciones a sus problemas más urgentes, qué mejor inversión pública que la definida por las comunidades, sus propios beneficiarios, qué acción más pertinente de la política social que la que nace desde abajo para arriba y no al revés.

Vemos que por fin hay voluntad política para avanzar en este tema postergado por tanto tiempo. Los cambios avanzan más lento de lo que quisiéramos. Llegarán, ello es inevitable, pero las comunidades apartadas del desarrollo los necesitan hoy y con urgencia.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día