Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Día internacional de la democracia: ¿algo que celebrar en Chile?

Día internacional de la democracia: ¿algo que celebrar en Chile? Día internacional de la democracia: ¿algo que celebrar en Chile?

La parte media llena del vaso muestra que las personas siguen diciendo que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, que califican la democracia chilena de mejor forma que hace diez años y que creen que en diez años más el país será más democrático que hoy. Pero la otra parte nos hace ver una lista enorme de malas noticias.

Por


Cientista Político de la Universidad Central. Investigador del Programa de Estudios Políticos y Electorales del Instituto Libertad.

Desde 2008 que el 15 de septiembre está fijado como el día internacional de la democracia. Así lo estableció la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2007. De acuerdo a la ONU, esta fecha “proporciona una oportunidad de examinar el estado de la democracia en el mundo”.

En este contexto, son interesantes de analizar los datos que arrojó la IV Encuesta Nacional Auditoría a la Democracia realizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD-Chile) entre mayo y junio de este año, cuyos resultados se dieron a conocer el 09 de septiembre pasado.

El estudio confirma la crisis de representación que exhiben dos instituciones claves para el funcionamiento de la democracia: partidos políticos y Congreso. Pero además, reafirma la percepción de que las personas creen que al gobierno y al Congreso no les importa mucho lo que ellos piensan, y que en definitiva el actor con más influencia en las decisiones que toma el Congreso son los empresarios. ¿Qué tipo de democracia se puede sostener en el tiempo si sus propios ciudadanos no se sienten representados por ella?

Respecto a los partidos políticos, la encuesta arroja que el 84% de las personas cree que están cumpliendo mal o muy mal la función de representar los intereses de los ciudadanos frente al Estado. Asimismo, afirman que los partidos políticos sólo sirven para dividir a la gente y sólo un grupo minoritario sostiene que en Chile los partidos políticos funcionan bien. Conjuntamente, la mayoría no se identifica con partidos ni movimientos políticos.

En cuanto al Congreso, la IV Encuesta Nacional Auditoría a la Democracia evidencia que gran parte de la gente cree que la función más importante que este tiene es representar los intereses de las personas, pero el 85% califica de mal o muy mal la forma como el Congreso cumple con dicha tarea. Además, la ciudadanía afirma que los diputados y senadores deberían representar a todos los chilenos, pero que realmente representan al partido político que pertenecen.

La parte media llena del vaso muestra que las personas siguen diciendo que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, que califican la democracia chilena de mejor forma que hace diez años y que creen que en diez años más el país será más democrático que hoy. Pero la otra parte nos hace ver una lista enorme de malas noticias.

Los datos que entrega la IV Encuesta Nacional Auditoría a la Democracia no sorprenden a nadie, sino que confirman tendencias expuestas en otros estudios de opinión pública. Pareciera que las respuestas y reformas políticas que se han hecho no dan cuenta de la profundidad de los problemas que enfrentamos. Al menos por ahora.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día