Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Dow Jones Sustainability Chile Index: nuevos desafíos en materia de sostenibilidad, para las empresas nacionales

Dow Jones Sustainability Chile Index: nuevos desafíos en materia de sostenibilidad, para las empresas nacionales Dow Jones Sustainability Chile Index: nuevos desafíos en materia de sostenibilidad, para las empresas nacionales

Este índice representa al 10% más alto de las 2.500 mayores empresas en el S & P Global BMI, cuyos datos aúnan criterios económicos, ambientales y sociales, de largo plazo.

Margarita Ducci

Por


Arquitecto, post título en la Universidad de Roma. Entre otras labores, fue Directora del Servicio Nacional de Turismo. Desde el 2005 se desempeñó como Vicerrectora de Comunicaciones en la Universidad Andrés Bello y Decana de la Facultad de Comunicaciones. Desde este año es la Directora de Vinculación con el Medio de dicha universidad y es Directora Ejecutiva de Red Pacto Global Chile.

Las compañías chilenas tienen hoy una oportunidad única en este ámbito, pero a la vez les significa enfrentar un gran desafío, pues cotizar en base al Dow Jones Sustainability World Index, implica entrar al grupo de los líderes globales en sostenibilidad.

Este índice representa al 10% más alto de las 2.500 mayores empresas en el S & P Global BMI, cuyos datos aúnan criterios económicos, ambientales y sociales, de largo plazo.

Actualmente, 12 empresas nacionales pueden medirse en este estándar, varias de ellas adheridas a la red local de Pacto Global, como son: Aguas Andinas, BCI (Banco de Crédito e Inversiones), Banco Santander Chile, Cencosud, LATAM Airlines Group, Viña Concha y Toro, Falabella y Sigdo Koppers.

En relación a los nuevos parámetros de exigencia que tendrán las empresas, el Gerente General de la Bolsa de Santiago, José Antonio Martínez, señaló recientemente que a través de este índice, la Bolsa busca mantener el liderazgo en la promoción de la inversión responsable. Para incentivarla, debe motivar a la empresa a cumplir un conjunto de requisitos que van más allá de la ley. Esto implica un mayor esfuerzo en materia económica y también, se necesita un trabajo intenso para aunar criterios al interior de la empresa entendiendo que este “engranaje” debe tener una coherencia con los lineamientos estratégicos de la compañía, instalando la responsabilidad bajo el alero de un área de sostenibilidad o bajo una unidad de cumplimiento o “compliance”.

La tarea es implementar las directrices del directorio en esta materia, transmitiéndolas a través del área de comunicaciones, que oficia de catalizador, junto a las áreas mencionadas anteriormente, para que estos temas sean focos importantes de la organización, en base a una serie de estrictos procedimientos institucionalizados por el gobierno corporativo.

La Bolsa de Comercio de Santiago pretende, dependiendo de si el IPSA sube en años venideros, aumentar de 40 a 60 las compañías que cotizan bajo este índice. Las empresas chilenas podrán aspirar a este posicionamiento, aprendiendo lecciones de lo que no deben hacer y que hemos observado en grandes compañías como Volkswagen AG y Toshiba, que están por ser expulsadas de este índice, por haberse visto vinculadas a escándalos corporativos.

El mensaje es claro: no es suficiente invertir en grandes empresas solo por el hecho de que lo sean; se hace necesario analizar si su comportamiento es éticamente confiable, si posee y practica valores y si sus objetivos son coherentes con las expectativas de los inversionistas hoy día, bajo este escenario.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día