Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Nacional

El alma de la Carrera Docente

El alma de la Carrera Docente El alma de la Carrera Docente

Cuando, como Colegio de Profesores, levantamos la propuesta de Desmunicipalización y Carrera Docente lo hicimos siempre pensando en el mejor modelo posible para que todos, niños, niñas y jóvenes, sin discriminación de ningún tipo, tuvieran igual acceso a una educación de calidad.

Jaime Gajardo

Por


Dirigente Nacional Colegio de Profesores de Chile A.G.

El proyecto de Carrera Profesional Docente enviado por el Ejecutivo al Parlamento el pasado lunes es, sin duda, un paso importante para la educación chilena. Mucho nos ha sorprendido, como Colegio de Profesores, la favorable recepción que la iniciativa ha tenido en amplios sectores académicos, políticos y sociales; queda claro que mejorar las condiciones de enseñanza de las y los profesores es una prioridad, una urgencia incuestionable. Este apoyo transversal nos entrega una fortaleza y una gran responsabilidad: otorga el piso para avanzar en esta reforma educacional estructural en la que está empeñado el país.

Sin embargo, me permito discrepar con el Ministro Eyzaguirre cuando dice que “los profesores son el alma del proceso educativo”. Si hay algo que podemos decir sobre la necesidad de una Carrera Profesional Docente para Chile, es que el centro de esta Carrera no somos docentes. El alma y el centro del proceso educativo, el corazón de cualquier reforma, son y deben ser siempre las niñas, niños y jóvenes de nuestro país y es nuestro deber crear las mejores condiciones para la buena enseñanza.

Cuando, como Colegio de Profesores, levantamos la propuesta de Desmunicipalización y Carrera Docente lo hicimos siempre pensando en el mejor modelo posible para que todos, niños, niñas y jóvenes, sin discriminación de ningún tipo, tuvieran igual acceso a una educación de calidad. Por lo mismo fuimos los primeros en alertar sobre el fracaso de la municipalización y sobre gran daño que el lucro iba de causar a las familias chilenas. Nuestro sistema educativo, el más segregado del mundo, el que garantiza menores oportunidades a sus usuarios, devino en fracaso con la complicidad de los sucesivos gobiernos. Valoro que ahora, este gobierno, acogiendo una demanda del mundo social, tome la iniciativa mediante este proyecto de ley.

Cuando decimos que el centro de la Carrera Docente son los niños, lo planteamos con la altura moral que nos entrega ser el gremio que representa a quienes día a día educan a los hijos del pueblo de Chile. ¿Acaso no impacta en la calidad de la educación que el profesor de un colegio particular subvencionado no tenga la mismas condiciones de enseñanza que el de una escuela pública?; ¿Cuánto influye en la educación de nuestros hijos que las maestras y maestros no tengan acceso al teatro, la literatura, o el cine debido a la precariedad de su salario?; ¿Acaso no influye en el desempeño de un niño la estabilidad laboral de sus docentes? La precarización de la labor docente, sin duda, afecta la calidad de la educación.

El centro del debate de la Carrera Profesional Docente son las condiciones de enseñanza que garantizamos a nuestros niños y niñas para que puedan tener igual acceso a una buena educación. Han pasado alrededor de diez años desde que se implementó la Evaluación Docente sin Carrera Profesional y no ha mejorado un ápice la calidad de la educación. Hoy, que tenemos un proyecto de Carrera Docente, debemos garantizar que la Evaluación Docente sea realmente formativa y que exprese realmente lo que sucede en las aulas, para esto es vital la participación de los profesores en la revisión y reconstrucción del instrumento y garantizar en lo inmediato los tiempos necesarios para su realización por parte de los docentes.

¿Qué sentido tiene agobiar a nuestras y nuestros profesores nuevamente si aún no hay claridad del sentido del instrumento que los evaluará?

El Colegio de Profesores consideró el proyecto de Carrera Docente como un importante avance, pero con serias deficiencias; llamamos al Gobierno y al Parlamento a otorgar las garantías que los docentes necesitamos para apoyar este proyecto, pues lo que está en el centro, el alma de esta Carrera Docente, mas que nuestras reivindicaciones gremiales, es el futuro de la educación de nuestros niños, niñas y jóvenes.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día