Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El ausentismo crónico en los preescolares chilenos

El ausentismo crónico en los preescolares chilenos El ausentismo crónico en los preescolares chilenos

Históricamente en nuestro país, a nivel de sala, escuela y también a nivel ministerial y de subvenciones, la asistencia se ha medido de forma promedio para el grupo curso o el nivel de la escuela. Y en promedio, nos va bien. En su informe PISA 2012, la OCDE posicionó a Chile dentro de los 15 países en donde los niños faltan menos a clases, siendo también el país de habla hispana mejor posicionado en este aspecto. Sin embargo, hay algo que no estamos viendo. Estudios llevados a cabo en Estados Unidos en los últimos años, demuestran que bajo la asistencia promedio de un curso, se esconde un índice que hasta el momento en Chile no hemos observado ni analizado, conocido como ausentismo crónico.

El ausentismo crónico corresponde a faltar 10% o más de los días escolares en un año, lo que para un año normal en Chile, correspondería a 20 días aproximadamente. Sin embargo, este índice se calcula en función de la asistencia mensual (o quincenal) de cada niño, y no del promedio curso.

Pensemos, por ejemplo, en un curso de 30 niños. Si cada día tenemos 3 niños ausentes, tendríamos un 90% de asistencia, lo que a simple vista, parece un buen número. Sin embargo, debemos pensar que no siempre serán los mismos 3 niños los que falten, sino que se irán turnando a lo largo del año. Matemáticamente, podríamos tener a todos esos niños faltando un 10%, y aún así mantener una asistencia promedio del 90%. Es decir, los 30 alumnos con ausentismo crónico y sufriendo de sus efectos, pero ocultos tras un no despreciable 90% de asistencia promedio.

Por eso debemos cambiar la mirada, y detenernos un poco más allá, aunque no es fácil. El sistema, ya sea tanto para efectos de subvención como para control de la escuela, está diseñado para dar seguimiento a la asistencia del curso, y no al comportamiento de asistencia individual. Esto es un error sobre todo en los años de transición, en que el ausentismo crónico genera efectos más dañinos, asociados a bajo rendimiento en matemática y lenguaje en primero y quinto básico, problemas de inserción social y prevalencia de ausentismo posterior que puede llevar a deserción escolar, entre otras. Y es un error aún más grave, cuando sabemos que en Chile un 65% de los niños de los niveles de pre kínder y kínder presentan este problema.

En Fundación Educacional Oportunidad, hemos probado instrumentos y formas de ver la asistencia que nos permitan identificar desde el inicio del año escolar, aquellos niños que están en riesgo de presentar Ausentismo Crónico Temprano, para así detenerlo antes de que el problema se agrave. Esto puede lograrse con intervenciones muchas veces simples, aunque siempre conjuntas entre los directivos y la familia del niño.

Creemos que el ausentismo crónico es un problema invisible, que debe considerarse si queremos mejorar realmente la calidad de la educación en Chile. Los invitamos a unirse a nuestra campaña para disminuir el ausentismo escolar y a conocer estrategias para lograrlo, en www.bastadeyonofui.cl. Porque todos somos responsables de que los niños y niñas vayan a la escuela.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día