Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El ballet y las injusticias del género femenino

El ballet y las injusticias del género femenino El ballet y las injusticias del género femenino

"En vez de ovacionar a estas esqueléticas bailarinas, debiésemos hacer algo para salvarlas de una enfermedad que puede causar la muerte".

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Soy una persona que gusta del arte y en varias oportunidades, he ido al teatro a ver obras de ballet. Asisto como amante de lo artístico pero no puedo observar sin mis ojos de Psicóloga experta en temáticas de género y me pregunto, ¿nadie antes ha analizado este arte desde la perspectiva de género?, ¿nadie se ha preguntado por qué tanta tasa de anorexia entre esas bailarinas que parecieran volar por los aires cuando el bailarín la toma entre sus brazos?

Yo puedo ver desplegados en el escenario los significados de género femenino: fragilidad, delgadez como atributo de belleza, delicadeza y muchas niñas pequeñas deseando ser bailarinas. Sin embargo, este es un arte injusto con las mujeres, opresor, donde pareciera que el tutú no sólo oprimiera sus costillas, sino que todos esos significados de lo femenino también lo hicieran. La belleza femenina está atribuida a la delgadez, siendo el ballet ejemplo de un extremo: chicas anoréxicas que son ovacionadas por el público. Chicas que desde temprana edad quiebran un hueso de sus pies para poder pararse delicadamente de puntillas, deformando su forma original. Quien es más delgada y por lo tanto puede alcanzar movimientos más ágiles y precisos, es la protagonista. Nadie se asombra del que esa mujer sea anoréxica, exhibiendo su cuerpo con huesos que sobresalen, sino que simplemente aplauden y vanaglorian algo que a todas luces es una seria enfermedad.

Lo femenino es sinónimo de delicadeza, que se observa en los tutú cuidadosamente bordados, en los movimientos sutiles de las bailarinas. Lo femenino es sinónimo de delgadez y la bailarina principal, debe ser quien exponga estos significados hechos carne en su cuerpo que es sólo huesos, mientras da giros con total precisión. Pareciera ser que no son los varones bailarines quienes cautivan la mente de los niños, ya que lo masculino es precisamente lo contrario a la delicadeza. Pocos niños sueñan con ser un bailarín de ballet pero muchas son las niñas que sueñan con ser una delicada bailarina y los padres, muchas veces intentan cumplir este sueño, inscribiendo a las niñas desde muy pequeñas en academias donde se les adoctrina a ser delgadas, delicadas, quiebran un hueso de sus pies… les enseñan a ser lo que socialmente se aspira como ícono máximo de lo femenino. Es muy parecido a las princesas de Disney. Esas mujeres delgadas que tienen movimientos delicados, casi como danzando, que son dulces y que finalmente son “salvadas” por un hombre para alcanzar la felicidad. Todos estos significados de género son reproducidos por el equipo de ballet e influyen en todos los espectadores, reforzando las ideas de belleza y femineidad.

El ballet enseña que alcanzar los atributos de género femenino es difícil. Estas chicas están sometidas a constante presión por alcanzar los movimientos exactos, controlar su cuerpo con total gracia y delicadeza y alcanzar pesos anoréxicos. Estas chicas, en un alto porcentaje, caen en la anorexia y la bulimia, vomitan, esconden la comida, se desmayan, todo para alcanzar el ideal de la bailarina de ballet.

¿Cuántos otros eventos asistimos a ver que refuerzan prototipos de género nocivos para nuestras hijas y las mujeres en general?, ¿qué nos transmiten las obras de teatro, las telenovelas, las caricaturas con respecto del ser mujer y de la cuestión femenina? Lo más preocupante es que esto no lo analizamos, solamente consumimos el arte, la televisión y no nos damos cuenta del daño que nos causamos como mujeres y que le causamos a nuestras hijas.

No sólo el ballet despliega ante nuestros ojos los significados de género, sino también el fútbol, por ejemplo, que nos muestra los significados de género de la masculinidad: competencia, fuerza física, agresividad y vemos como los hombres consumen este deporte sin preguntarse cómo les afectarán estos significados de género, cómo edifican significados de género ortodoxos desde pequeños en los varoncitos.

Creo que debemos ver el mundo con ojos más abiertos, observando y estando atentos y atentas a los sucesos de nuestra cultura, que nos muestra los significados de género de ambos sexos y que no sólo nos lo muestra, sino que lo refuerza en sus consumidores. El ballet es un arte injusto y peligroso, donde se somete a las niñas a constante presión y es un peligro para su salud, con altas tasas de anorexia. En vez de ovacionar a estas esqueléticas bailarinas, debiésemos hacer algo para salvarlas de una enfermedad que puede causar la muerte.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día