Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El cambio de horario y el smog en la cabeza: Santiago no es Chile

El cambio de horario y el smog en la cabeza: Santiago no es Chile El cambio de horario y el smog en la cabeza: Santiago no es Chile

No me extraña que en la capital estén preocupados del cambio horario como si fuese un tema país, porque siguen pensando que eso es Chile, cuando está muy lejos de serlo, partiendo por la calidad de vida. ¿No deberían estar más preocupados por las constantes alertas y emergencias ambientales? Es hora que las autoridades se preocupen de eliminar el humo en vez de venderlo, el horario está bien para muchos chilenos, partiendo por quienes viven en el sur.

Por


L&C Consultores, Licenciado en Letras y Literatura, Gestor Cultural, Magíster en Educación y Profesor de la UNAB.

Cuando viví en Punta Arenas iba y volvía del colegio a oscuras, pasamos seis meses con luz y otros seis sin luz, al igual que en muchos países nórdicos como Finlandia, que tienen la misma característica, lo que no trae consigo problema alguno. De hecho, en gran parte del sur el cambio de horario trajo consigo lo bueno de poder disfrutar más el día, ya que saliendo de clases o del trabajo, aún se pueden realizar actividades, todavía no oscurece y genera un mejor estado de ánimo, lo que no cambia en una hora por la mañana, donde sea cual sea el horario se parte el día oscuro.

Parece que el smog se les metió a la cabeza y ahora la preocupación es decidir por el resto, porque son unos ignorantes en cuanto a vida en regiones se trata. Propongo la idea de poner un cartel como el de Renca para recordarles que Santiago no es Chile.

Para que vayamos entendiendo, hay estudios que demuestran que cambiar de horario genera un problema de salud general en el ser humano, no así el levantarse sin luz, el acostumbramiento hace lo suyo y el ser humano se adapta, pero si se cambia constantemente se provoca un quiebre. El otro problema es que dicen que aumenta la delincuencia cuando es falso y los números así lo reflejan.

Parece que la idea es quejarse por todo, seguramente porque el hecho de vivir en una ciudad tan estresante y contaminada los tiene mal, violentos, agresivos y prepotentes, creyéndose el centro del país y preocupándose por estupideces en vez de atacar los problemas reales que los rodean: salud, caos vial, suicidios, estrés, delincuencia, etc. Al parecer las prioridades están cambiadas, no me extrañaría que también salgan a marchar por la hora, pero jamás por el gravísimo e irrecuperable daño que les provoca la contaminación.

A_UNO_527755

Otro de los aspectos preocupantes es cómo los noticieros y programas de televisión promueven la tontera, como si fuese una tragedia, aumentando el morbo, vendiendo más y generando más estrés en una población enferma. Como los matinales no tienen contenido, tienen que hacer “noticia” con la ignorancia, deberían salir un día de la capital a buscar material, mucho más potente y real, quizás así se transformen en un canal de todos los chilenos, como dice un falso slogan.

Los invito a preocuparse de lo importante, de las cosas que generan cambios verdaderos en la vida de las personas, una mejor educación, un diálogo entre ciudadanos, tolerancia y respeto, dignidad, el derecho de vivir en paz.

Es hora que las autoridades se preocupen de eliminar el humo en vez de venderlo, el horario está bien para muchos chilenos, es hora que enseñemos al país que las regiones también existen, tienen voz y voto, además de representar el futuro debemos demostrarlo. Nadie ha muerto por levantarse oscuro y si por levantarse respirando CO2, ordenemos las prioridades y hagámonos cargo de los verdaderos problemas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día