Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El cierre de 21 de mayo o cómo van (des) tejiendo una parte de nuestra identidad nacional

El cierre de 21 de mayo o cómo van (des) tejiendo una parte de nuestra identidad nacional El cierre de 21 de mayo o cómo van (des) tejiendo una parte de nuestra identidad nacional

Como quisiera afilar palillos y ponerlos en 21 de Mayo a modo de protesta, que mujeres tejedoras seremos, pero eso no hará que dejemos que destruyan el lugar donde comienzan nuestros proyectos, y donde comenzaron los de nuestras tejedoras del pasado. No al derrumbe de 21 de Mayo, NO al modernismo de plástico, NO más atentados contra nuestra identidad y patrimonio!!

Johanna Watson

Por


Publicista, redactora creativa, independiente. Ha escrito en distintos medios, como Pániko, Zancada, El Fracaso y Rockaxis.

Tejo. Siempre tejí. Siempre vi a mi abuela tejer. Tejo porque me gusta, porque me permite crear, porque me permite entregar cariño a quienes amo. Tejo en mis ratos libres, en el metro, en la playa, en el parque, cuando voy de copiloto, cuando viajo, cuando visito a alguien en alguna casa. Los que me conocen de cerca más de alguna vez me deben haber visto con crochet en mano, madejas de lana y proyectos en construcción.

El 95% de mis piezas tejidas las he hecho con materiales comprados en 21 de Mayo. Ahí, a parte de encontrar mejores precios, las tejedoras tenemos donde regodearnos entre colores, anchuras y texturas de lana de todas las calidades y estilos.

En 21 de Mayo tengo mi tienda regalona, donde además tengo una vendedora regalona, que me conoce a penas me ve, se acuerda de las lanas que he comprado y de los proyectos que estoy tejiendo, porque más de una vez los he desplegado sobre el mesón y he compartido con ella mis ideas y he escuchado sus comentarios. En todo Santiago no tengo otro lugar así donde ir por mis lanas, porque es más que una tienda donde ir a abastecerse, es donde también te conocen como clienta y conoces a otras tejedoras. Es un barrio, es un panorama, es un paraíso tanto para quienes somos de Santiago como para las que vienen de región.

Me enorgullece tejer, porque sé muy bien que soy parte de una generación que rescata este arte, donde se enaltecen los tejidos que hicieron mucho antes nuestras bisabuelas, madres y abuelas.

¿Quién no tuvo una chomba de lana, un gorro, pantuflas, tomador de ollas, calzones de lana, bufanda, manta o chal tejido a mano?

Para mi, el acto de tejer conecta con la sensibilidad de lo femenino y manual de antaño, conecta con nuestra cultura chilensis, sin detenerse en ninguna clase social.

21 de Mayo es un habitual para mi. Y no podría imaginar que este lugar derrepente no exista más. Sé que somos muchas las mujeres que debemos estar comiéndonos las uñas cada vez que escuchamos la aberrante idea de su incipiente derrumbe: ¿Qué tienen en la cabeza estas gentes? Sinceramente hago un llamado a la reflexión, que esto no se trata de una simple cuadra de boliches laneros en decadencia. Quienes somos frecuentes de 21 de Mayo atesoramos este imperio por sobre todos los demás en Santiago, porque es un clásico, porque su arquitectura y formato se conservan, porque el acto de tejer y de ir a 21 de Mayo conecta con nuestro patrimonio, con nuestra identidad, con nuestra cultura. Hasta cuándo piensan que el llamado modernismo arquitectónico nos hace un país más “Jaguar”? Que falta de cariño, que falta de respeto, que falta de tino se ve en nuestro país cada vez que derrumban nuestra historia. Con cada edificio que se va al suelo, con cada casona, con cada adoquín que retiran, con todos los benditos mosaicos que sacaron del metro para “modernizarlo” se llevaron mucho, pero mucho más.

No es que sea violenta, pero cómo quisiera venir rodar una gran madeja de lana que aplastara los proyectos de estos mentecatos de quinta categoría que están al poder. Como quisiera convertir los palillos y crochets en filudas armas de combate y defensa de lo que nos pertenece. Como quisiera afilar palillos y ponerlos en 21 de Mayo a modo de protesta, que mujeres tejedoras seremos, pero eso no hará que dejemos que destruyan el lugar donde comienzan nuestros proyectos, y donde comenzaron los de nuestras tejedoras del pasado. No al derrumbe de 21 de Mayo, NO al modernismo de plástico, NO más atentados contra nuestra identidad y patrimonio!!

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día