Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El desafío de la Ley de Reciclaje: entender la basura como una externalidad asociada al desarrollo

El desafío de la Ley de Reciclaje: entender la basura como una externalidad asociada al desarrollo El desafío de la Ley de Reciclaje: entender la basura como una externalidad asociada al desarrollo

Una vez que se activen los reglamentos, las empresas deberían hacer esfuerzos especiales para recuperar materiales en zonas distantes de los centros industriales del país, que es donde esos materiales terminarán siendo reciclados.

Por


Co-Fundador y CEO de TriCiclos internacional; Co-Fundador de Sistema B; Miembro del directorio de BLab. Ha sido reconocido con distinciones como Avonni Medio Ambiente 2011, Ashoka Fellow 2011, Personaje Medioambiental Chile Fundación Schwab 2012, Emprendedor Social Chile 2013 , Endeavor 2014, Emprendedor Social Global 2015 del World Economic Forum, Liderazgo Responsable Global Fundación BMW 2016.

Hace algunas semanas el Gobierno promulgó la nueva Ley de Reciclaje que impone a las empresas el financiamiento, y metas de recolección y valorización de los residuos que generan sus productos. El objetivo que se ha fijado el Ministerio de Medio Ambiente es incrementar de un 10% a más de un 30% las tasas de reciclaje del país.

Sin duda que éste es un gran avance en materia de gestión de residuos, ya que viene a transparentar que la basura se ha convertido en una externalidad asociada al desarrollo y, por lo tanto, debemos comenzar a internalizarla en los costos de los productos y servicios.

Si bien la creación de esta ley ayudará a resolver una carencia histórica de nuestro país, este no es un tema nuevo, y hoy en día existen en Chile muchas empresas que hace años entendieron que resulta inviable proyectar los negocios sin internalizar los costos ambientales. Son empresas que han liderado y que posiblemente están ahora en una posición de mayor fuerza para enfrentar los desafíos de la ley, para de esa forma continuar liderando.

Pero también hay otro tipo de empresas que recién ahora empezarán a vincularse con el reciclaje como una parte crítica del negocio. El desafío para estas empresas es grande: deberán adquirir experiencia y herramientas para poder aportar a la construcción de los reglamentos. Sería fabuloso que la gran mayoría de empresas desarrollen la musculatura en esta etapa, y de esa forma puedan participar de la discusión sobre los reglamentos, que posiblemente durará todo un año. Esperamos que el mundo empresarial comience a ver este tema como una oportunidad inmediata ya que de esa forma podremos tener una mejor línea base en el momento en que comience a fiscalizarse el cumplimiento de la ley.

Una vez que se activen los reglamentos, las empresas deberían hacer esfuerzos especiales para recuperar materiales en zonas distantes de los centros industriales del país, que es donde esos materiales terminarán siendo reciclados. Y al mismo tiempo de hacer un mayor esfuerzo en regiones, también deberían hacer un mayor esfuerzo para materiales más difíciles de recuperar y reciclar, porque no basta con que abordemos la fracción más fácil.

El desafío está justamente en los materiales más difíciles. Es ahí donde podemos conseguir generar un profundo y necesario cambio cultural. Si lo hacemos bien, esa internalización de la basura como una externalidad asociada al desarrollo, permitirá que los sistemas y productos sean rediseñados reduciendo al máximo posible los materiales que se requieren en cada proceso. Es así como podremos ir creando una cultura cada día más consciente del impacto ambiental de nuestras acciones como consumidores.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día