Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El efecto de una mala alimentación de nuestros hijos

El efecto de una mala alimentación de nuestros hijos El efecto de una mala alimentación de nuestros hijos

"Desde Junaeb no descansaremos hasta detener el aumento de la obesidad estudiantil y seguiremos trabajando articuladamente con otras entidades, públicas y privadas, para conseguirlo".

Jaime Tohá

Por


Director nacional de Junaeb. Ingeniero agrónomo PUC y MBA ESADE en España. Ex Jefe de Gabinete en el Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), Subdirector de Regiones en Senatur, Gerente del Cluster de Turismo de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), Jefe de Gabinete del ex Ministro de Economía Hugo Lavados. Ex Concejal por la comuna de Santiago.

Las celebraciones implican comida, los premios incluyen alimentos, los momentos familiares son en torno a ricos productos, e incluso, regalamos productos comestibles para cumpleaños. Pero comer no significa alimentarnos bien, y muchas veces olvidamos este fin, sin saber qué ni cuánto consumimos. Y si esto es tema para los adultos, imagínense para los más pequeños.

La Universidad de los Andes hace unos días publicó un estudio que arroja una cifra decidora: el 78% de las madres de niños con sobrepeso los ven más delgados de lo que son, y el 54,8% de madres de niños obesos también presentan distorsión en la percepción que tienen de ellos.

En respuesta a esta publicación, diversos expertos, alarmados, de inmediato alertaron que si son las madres quienes están a cargo de la alimentación de sus hijos y no toman el peso de la problemática, ésta se perpetuará, agravando la condición de salud de los niños. Desde Junaeb tenemos la misma percepción de la gravedad del asunto y la imperativa necesidad de trabajar en conjunto con apoderados, tutores y profesores, con el fin de instalar hábitos saludables, actividad física y una buena alimentación.

El Mapa Nutricional de Junaeb arroja alarmantes cifras en nuestro país: 51% de los estudiantes son obesos o sufren sobrepeso. A raíz de esto, el año pasado lanzamos el Plan Contra la Obesidad Estudiantil: Contrapeso, que se comenzó a implementar este 2017. Este consta de 50 medidas con las que buscamos combatir el sobrepeso y la obesidad en los estudiantes desde la alimentación, actividad física y educación saludable.

En las medidas impulsadas desde Junaeb, los padres también están involucrados y requerimos de su compromiso. De nada bastará el esfuerzo que realicemos organismos públicos y privados, si no concientizamos a la sociedad transversalmente que la malnutrición por exceso puede llegar a matar a más de 200 mil personas anualmente. A la vez que tiene un sinfín de problemáticas asociadas, como complicaciones de autoestima, rendimiento escolar, trastornos cognitivos y enfermedades como la diabetes, hipertensión y afecciones cardíacas, entre otros.

Actualmente, estamos publicando en nuestra web el menú diario que comen los niños beneficiarios de nuestro Programa de Alimentación, por cada establecimiento de todo el país, para que apoderados vean que comen sus hijos y estén seguros que se alimentan correctamente. Así, podrán equilibrar la nutrición en casa con diversos platos y alimentos. En la misma página, los padres podrán optar a “menús complementarios”, en los que se les dan ideas para preparar y lograr esta alimentación balanceada. También los invitamos a fomentar la actividad física, a enviar colaciones saludables como lácteos, frutas, frutos secos y agua en vez de bebidas, a evitar enviarles desayuno desde las casas si es que en sus establecimientos desayunan al llegar.

La invitación es a hacernos todos responsables de esta situación que nos está matando lentamente como país, enfermándonos silenciosamente y transformándose en una pandemia alarmante, sobre todo en los niños. De poco servirán las medidas y políticas públicas si no existe un compromiso real en las familias, colegios, universidades y empresas. Comencemos por tomar conciencia e informarnos de qué estamos comiendo como familias y si nos estamos alimentando realmente o no.

Desde Junaeb no descansaremos hasta detener el aumento de la obesidad estudiantil y seguiremos trabajando articuladamente con otras entidades, públicas y privadas, para conseguirlo. El compromiso del Estado es revertir esta situación y mejorar la calidad de vida de todos los chilenos, y el desafío es que todos podamos hacernos parte activa de esta tarea.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día