Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El empleo del desempleo

El empleo del desempleo El empleo del desempleo

El capitalismo es empleo y competitividad. Todos sabemos que Chile no es tan capitalista como algunos suponen, sino más bien mercantilista y ferviente admirador de la concentración. Difícil cuestión..

El INE estableció que el desempleo en Chile ascendió al 6,3%, superando aún los pronósticos más negativos que lo situaban en el 6,1%.

Interesante dato pero… ¿A quién le sirve? ¿Qué decisiones pueden esperarse a partir de ese indicador? ¿Acaso podemos apelar a la voluntad empresarial para reducirlo? ¿Acaso el gobierno puede decretar por ley el “antidesempleo”? ¿O tal vez ese dato alerte a los voraces a invertir en proyectos con sueldos cada vez menores aprovechando el temor de los más desprotegidos? ¿O esperamos a que el mercado regule mágicamente la situación? Vamos por parte.

El indicador sirve para entender que hay instancias de crisis dónde parece que la variable empleo es el resultado que surge de una supuesta crisis que viven las empresas. ¿Una crisis que afecta el valor económico o directamente la “última línea”? El valor económico es una película, en tanto que la última línea es una foto. Y cuándo se confunde el objetivo, y la última línea es la que manda en los directorios, inevitablemente el ajuste de costos supera la voluntad de expansión. Corto plazo que le dicen.

Respecto a la voluntad empresarial para resolver el desempleo está directamente asociada a la responsabilidad social, eso que pregonan los más “grandes”.

Claramente no le podemos pedir el esfuerzo a las Pyme que también, en parte, son “empleadas” y dependientes de los grandes grupos, a los que si se les puede pedir que cuiden el empleo haciendo haciendo foco en la expansión y no en la reducción y racionalización como meta reiterada.

Claro que es más fácil controlar el presupuesto real versus el pronosticado y de allí concluir que la eficiencia pasa por ajustar por lo más delgado: La gente.

¿Adónde queda en este punto la innovación? Tal vez es impensable la cuota de sacrificio de utilidades que el accionista reclama. Los momentos en que arrojamos la pelota afuera y culpamos una crisis, son los momentos en los que la responsabilidad social empresarial debería aparecer. Pero no.

¿Y si el gobierno decreta una ley “antidesempleo”? Nada más errado. Los actos de fuerza y de coacción no son buenas maniobras para resolver situaciones de conflicto como ésta. Pero podría, en lugar de una ley autocrática, diseñar alternativas para hacer una economía más capitalista en términos de competitividad, que exija expansión e inversión de los grandes grupos y así sostener empleo. El capitalismo es empleo y competitividad. Todos sabemos que Chile no es tan capitalista como algunos suponen, sino más bien mercantilista y ferviente admirador de la concentración. Difícil cuestión..

Por otra parte, en estos momentos de desencanto, siempre aparece una oportunidad para voraces que toman este dato para generar temor y así reducir aún más las expectativas de los más frágiles. La ley del más fuerte…

Y por último…¿Esperamos al mercado que regule? ¿Qué es el mercado? ¿Acaso una fuerza externa que nos cubre y nos dirige?¿Acaso el mercado no es nuestra mente, la que procesa sentimientos, pensamientos, deseo, emociones, decisiones?

El mercado somos nosotros. El mercado no regula, lo regulamos nosotros o, mejor dicho, quienes influyen por sobre el inconsciente colectivo.

La crisis no está afuera, es de cada uno de nosotros. Es interna.Por eso sería terrible emplear al desempleo como excusa para tapar nuestras propias debilidades.

La responsabilidad está en la ética, en la responsabilidad y en evitar un discurso cercano a la hipocresía. Desde todos los sectores. Repensemos lo pensado. Cuidemos al frágil.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día