Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El laberinto de Andrade

El laberinto de Andrade El laberinto de Andrade

Creo que es suficiente la impunidad de los políticos, el doble estándar y la falta de ética. Quisiera citar a un hombre de izquierda el cual no representa en lo más absoluto mi pensamiento político: Max Neef.

Por


Ingeniero Comercial Magister en Economía UNAB -IEDE, Cursando Maestría en Política Económica en el SMC University

Osvaldo Andrade es un político que no pasa desapercibido. Ya sea por su elocuencia a veces o falta de pragmatismo para con su gobierno. Siempre presenta alguna faceta ácida y críticas a sus colegas de oposición. No deslumbra por una gran capacidad intelectual, pero se ha mantenido durante años en política, lo cual no sé si sea un gran atributo en la política chilena.

Pero es un reconocido hombre de izquierda.

En las últimas horas se ha conocido la pensión de la señora Miryam Olate, casada con el presidente de la Cámara de Diputados, militante del partido socialista Osvaldo Andrade, que asciende a una suma de $5.200.000 a perpetuidad. Aquí la pensión de la señora Olate está en discusión, ya que al parecer es ilegal y excede el tope de las 60 UF.

Con esto la familia Andrade posee un ingreso pagado por parte del Estado de $15.000.000 aproximadamente. Este ingreso lo ubica entre el 10 % más rico de Chile, que el tanto manifiesta aborrecer. O al menos dice no representar.

Para la gran mayoría de los chilenos que estamos afiliados a las AFP, tendríamos que acumular $1.300.000 millones en nuestra cuenta de capitalización individual para lograr una pensión de $5.200.000. Además, según lo que aparece en transparencia de la Cámara como patrimonio, posee un bien raíz avaluado en $ 180.000.000 aproximadamente, una bodega y estacionamiento. Además de un auto marca Lexus año 2013 por $21.000.000, un Jeep Montero Sport y una camioneta Peugeot.

Para un socialista debe ser difícil defender los principios de igualitarismo, justicia social y distribución de los ingresos. Siendo el parte del problema, ya que su ingreso familiar es unas 55 veces el salario mínimo. Con esto se demuestra porque existe una desconexión absoluta entre la política y las personas. Ya que este seudo-representante del socialismo, es un burgués más, que demuestra el excelente negocio que es la política en Chile. Si bien el socialismo ha tenido como sello su coraje idealista, el cual ha logrado conquistar el corazón de muchos intelectuales e influir en la opinión pública. Cada día más pierde este sello.

Hay algo que no quiero pasar por alto y es que trae constantemente el honorable a colación es que estuvo preso un año en la Dictadura y luego fue exiliado. Si por esto cree que lo tendremos que mantener toda la vida, se equivoca. No soy militante de derecha, por lo contrario me identifico con los principios básicos de una sociedad libre.

Creo que es suficiente la impunidad de los políticos, el doble estándar y la falta de ética. Quisiera citar a un hombre de izquierda el cual no representa en lo más absoluto mi pensamiento político: Max Neef, de quien respeto su sabiduría y trayectoria.

Max Neef tiene dos grandes aspiraciones de vida: ser considerado un hombre decente y ser coherente con sus ideales, es decir vivir de forma coherente con su forma de pensar. Es increíble como se ha desprestigiado la política en nuestro país.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día