Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Ambiente

El potencial de los municipios de ser actores claves en el desarrollo de un turismo sustentable

El potencial de los municipios de ser actores claves en el desarrollo de un turismo sustentable El potencial de los municipios de ser actores claves en el desarrollo de un turismo sustentable

El municipio es hoy nuestro gran aliado para promover el desarrollo de un turismo sustentable, sólo se requiere la voluntad y la convicción de ver en su gestión el tremendo aporte que le puede hacer a su comunidad, porque al final de cuentas, el municipio debe ayudar a desarrollar mejores destinos para sus habitantes.

Por


Ingeniero Comercial UAI, ex Gerente de Guías Turistel, ex-director de Turismo Chile, miembro del Programa Turismo Sustentable (PITS) y experto en desarrollo turístico sustentable de destinos. Actualmente es director-fundador de TKO consultores.

La municipalidad, como eje articulador del desarrollo local, cuenta con la facultad de impulsar y fortalecer el turismo, actividad que puede generar oportunidades y un impacto positivo en el lugar en la medida de que sea planificada y cuente con un plan de gestión eficaz que incorpore la sustentabilidad, garantizando el desarrollo económico, el bienestar de la comunidad y la protección del patrimonio natural y cultural.

Hoy más que nunca los municipios están llamados a liderar este desafío, a partir de los instrumentos disponibles y el empoderamiento social de carácter localista que se ha ido gestando los últimos años. Existen instrumentos y criterios ya definidos que están disponibles, tales como los Manuales de Buenas Prácticas de Municipalidades (descargables en chilesustentable.travel), donde se han adaptado los criterios de la GSTC (Global Sustainable Tourism Council) a nuestro país.

El punto de partida es capacitar a los actores municipales sobre las implicancias y criterios de la sustentabilidad turística, para luego realizar un diagnóstico que permita identificar qué aspectos deben ser mejorados. De esta manera se reducirá la subjetividad y medidas aisladas, permitiendo por medio de una estrategia de desarrollo sostenible, establecer objetivos claros y realistas, en base a un trabajo sistemático con una metodología orientada a resolver un problema a la vez, priorizando el logro de soluciones profundas y sostenibles en el tiempo. Es crucial que la fase inicial de diagnóstico y planificación se de en un marco participativo entre el ambito privado y las entidades del estado que se vinculan, entendiendo el rol de líder del municipio, pero a su vez la integración de actores que permitan la proyección en el largo plazo de la estrategia acordada.

Dichos objetivos deben ser incorporados como línea de acción en el Plan de Desarrollo Turístico (PLADETUR) de la comuna, especificando detalles como el público objetivo, alcance, plazo de implementación, acciones de puesta en marcha, herramientas de marketing, indicadores de evaluación y medición de resultados, presupuestos, etc.

En el ámbito económico, el rol articulador de las diferentes instituciones del Estado es clave, sin dejar de mencionar su herramienta más importante: el ordenamiento territorial, una necesidad fundamental para garantizar un desarrollo econòmico equilibrado y donde el turismo debe tener un espacio trascendental en esta materia. Si bien hay esfuerzos interesantes a nivel país, recién comienza la discusión a través del Ministerio de Energía, donde afortunadamente hemos sido invitados a participar.

Respecto a la dimensión socio cultural, debemos destacar la importancia de manejar un buen catastro de atractivos tangibles e intangibles, y sobre ellos desarrollar planes específicos que se vean reflejados en las acciones de cada unidad del municipio.

Finalmente, la dimensión ambiental merece atención en cuanto nos permite proteger el destino y de alguna manera nos “sirve” en las dos dimensiones anteriores.

Las ordenanzas municipales son una herramienta efectiva para trabajar la sustentabilidad de un destino turístico, ya que permiten abordar temas específicos y cuentan con la flexibilidad necesaria para redirigir los esfuerzos. Algunos de los tipos de ordenanzas que tienen impacto en la actividad turística se enmarcan en la conservación del patrimonio histórico cultural, conservación de áreas silvestres protegidas, medioambiente, actividades turísticas, uso de espacio público, manejo de reiduos, etc.

Es incalculable el cambio que puede experimentar un destino si se desarrollan ordenanzas adecuadas, participativas y validadas por el sector publico y privado. Es urgente abordar las ordenanzas como un instrumento de gestión municipal en la oportunidad .

El municipio es hoy nuestro gran aliado para promover el desarrollo de un turismo sustentable, sólo se requiere la voluntad y la convicción de ver en su gestión el tremendo aporte que le puede hacer a su comunidad, porque al final de cuentas, el municipio debe ayudar a desarrollar mejores destinos para sus habitantes.El camino está trazado y la oportunidad está esperando.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día