Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El rol del arquitecto joven

El rol del arquitecto joven El rol del arquitecto joven

¿Por qué estudie esto? y ¿Para qué lo estudie? ¿Qué quiero hacer con el conocimiento que se me ha otorgado?.

Por


Arquitecta de la Universidad Diego Portales/ Ecole Nationale Supérieure d'Architecture de Paris la Villette.

La profesión del arquitecto a pesar de ser una profesión como todas las otras tiene algunos aspectos complejos, uno de ellos es que al empezar a ser estudiantes nos dicen en clases de que a partir de los 50 años aproximadamente recién seremos arquitectos, ya que la profesión requiere de la experiencia que desarrollemos después de obtener el título universitario. Este es un aspecto positivo si pensamos que a partir de titularnos es nuestra opción como nos convertimos finalmente en arquitectos. Con esto nos ponemos a pensar en los inicios: ¿Por qué estudie esto? y ¿Para qué lo estudie? ¿Qué quiero hacer con el conocimiento que se me ha otorgado?.

Cuando vuelvo a los inicios recuerdo las clases con el profesor Gustavo Munizaga de Ética. En algunas universidades han sacado este ramo ya que determinaron que había algunos más importantes para un Arquitecto, pero si miramos a nuestro alrededor y a nuestras ciudades nos damos cuenta que siguen ocurriendo errores graves que afectan a nuestro oficio por falta de este. Recuerdo que aprendimos sobre la ética en el plano institucional y colectivo que era un punto importante, ya que nos ponía por primera vez en el lugar de un otro y de una comunidad la cual en el futuro iba a recibir y habitar nuestro trabajo. No sabemos cómo podemos cambiar la vida de toda una comunidad con un solo proyecto bien o mal ejecutado y pienso que, si siguiéramos potenciando la ética profesional en nuestro oficio. ¿Existiría el Mall de Castro? ¿Existiría el edificio de la Universidad San Sebastián? ¿Existiría el Transantiago?.

Si vemos los estudios de la Universidad Politécnica de Madrid donde se señala que el 10% de los arquitectos del planeta se dedica al diseño arquitectónico, de ellos solo el 10% se dedica al diseño por encargo, es decir solo el 1% del total y en su mayoría trabaja solo para los sectores más acomodados. Según estos estudios 6.600 millones de seres humanos que hoy viven en el planeta 4.400 millones de personas no tienen acceso a ningún producto formal de arquitectura. También demuestra este estudio que se produce un sentimiento de frustración a los estudiantes cuando salen al mundo laboral, ya que también sienten una baja preparación para enfrentar las labores reales de la profesión.

El arquitecto Héctor Valdés dice que “nuestra profesión al igual que la medicina tiene una proyección social ineludible que hace estar al servicio de todo”. A base de esta frase creo que el rol del arquitecto joven es ser pionero y proponer un rumbo que la arquitectura ha perdido que es el hacer por y para las personas, retomando el rol del arquitecto social. Alejandro Aravena por un lado lo ha hecho así y a apostado con la vivienda social por lo cual fue galardonado con el Pritzker, pero aun queda áreas que explorar. Creo que no estamos ahí donde ralamente nos necesitan y podemos ayuda, porque podemos ser consientes de la realidad laboral innovando y buscar nuevos caminos siendo un aporte para este país y trabajando para todos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día