Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

El secreto arte de manipular a través del discurso público

El secreto arte de manipular a través del discurso público El secreto arte de manipular a través del discurso público

No es extraño encontrar que una buena parte de los hombres públicos, políticos, comunicadores, altos directivos de compañías, etc. tengan sus “coaches” personales y mucho de ellos muy bien pagados. Uno podría pensar que el trabajo de estos profesionales tiene que ver con el clásico rol de ese oficio, el acompañamiento en la toma de decisiones, el impulso hacia el logro de objetivos o el desbloqueo de estados limitantes pero en verdad en muchos casos, se trata de verdaderos entrenamientos en el arte de encantar, persuadir y manipular a las personas que les escuchan a través del discurso público.

Por


Ingeniero Comercial, Coach Ontológico Senior y Master Practitioner en PNL, con post grado en Desarrollo Organizacional en King’s College of Further Education, Inglaterra.ÈÃ┐ Ha brindado cátedras en Desarrollo Organizacional y Gestión de Recursos Humanos y programas de post grado en la Facultad de Economía de la Pontificia Universidad Católica de Chile. En sus charlas y conferencias, desarrolla temas relacionados con el liderazgo, la productividad, la seguridad y los patrones de excelencia.

Estos trainers personales son profesionales fuertemente entrenados en las formas y técnicas de la comunicación de alto impacto y que entregan a sus pupilos, poderosas claves que normalmente no son del dominio público y que producen un efecto muy poderoso en las personas que escuchan.

Sin duda que una de las autoridades en temas relativos a la manipulación humana y a las estrategias persuasivas de comunicación, es el lingüista Noam Chomsky. Este verdadero filósofo del lenguaje, fue el inspirador del modelo conocido como Programación Neurolingüística al menos en lo que a las estructuras de lenguaje y las formas de impactar la percepción del mundo se refiere.

La Real Academia de la lengua nos entrega una definición que comparto respecto del término manipulación: “controlar sutilmente a una persona, grupo de personas, o a la sociedad, impidiendo que sus opiniones y actuaciones se desarrollen natural y libremente”.

Desde esta perspectiva, la manipulación está presente en todos los ámbitos de la vida y por supuesto en el mundo de la política en donde, pareciera adquirir cada vez mayor sentido la imperiosa necesidad por parte de las elites, el mantener “secuestrados mentalmente” a los ciudadanos de un país con el fin de mantener el status quo de Poder político y económico que hoy al menos en nuestro país, se hace tan evidente.

Chomsky, maestro en develar y explicar las principales estrategias que los seres humanos utilizamos para manipular a otros, nos presenta en sus tratados, algunas de las formas más comunes que se utilizan para manipular personas o a grupos de personas como es el caso de los gobiernos a sus ciudadanos. Presento algunas de ellas a continuación y cada uno de ustedes evalúe en qué medida se siente manipulado por la elite política:

A_UNO_538658

La estrategia de la distracción

Consiste en desviar la atención de las personas de los temas importantes mediante la “técnica del diluvio” o inundación de continuas distracciones. Mantener a las personas ocupadas en lo irrelevante sin tiempo para pensar en lo que realmente nos importa. En el caso de nuestro país pensemos en lo beneficioso que ha sido para los escándalos de corrupción que nos han golpeado, el que tengamos un evento como la Copa América y ni hablar del “affaire” Vidal quien mantuvo la atención desviada por días, gracias a la complicidad de los medios de comunicación.

La estrategia de dirigirse al otro como criaturas de poca edad

Consiste en tratar al otro como si fuese inmaduro o infantil. La tesis que hay detrás de esto es que si tratas a alguien como infantil, lo más probable es que la respuesta que obtengas esté desprovista de sentido crítico y falta de reacción. El mentir descaradamente a un adulto o a un grupo de adultos y mantener esa conducta reiterativamente puede producir ese efecto de “adormecimiento”. En este principio descansa la opción de mentir descaradamente frente a hechos que son cada días más irrefutables. El mensaje al inconsciente de las personas es “ustedes no se merecen la verdad”, no entenderían realmente lo que ocurrió. Si la estrategia se mantiene los hechos se tienden a olvidar.

Utilizar el aspecto emocional más que lo racional

El aparecer como víctima, desamparado o desolado por la circunstancias, puede llegar a ser una de las estrategias de manipulación emocional más efectiva que podamos conocer. Mueve al otro desde las emociones de compasión, misericordia y perdón, soslayando los asuntos de fondo que estén comprometidos en una determinada situación. En nuestro caso el delantal blanco de nuestra mandataria ha sido una estrategia estudiada por parte de los asesores. De la misma forma, la estrategia de presentarse como “víctima de las circunstancias” apelando a la misericordia colectiva.

Discurso

Enredar, confundir y movilizar con el uso del lenguaje

Nuestra clase política nos puede dar lecciones de maestría con respecto a este arte indispensable para tener el control sobre los demás. Frases tales como las que presento a continuación, son parte de lo que en el modelo de Milton se conocen como “el hablar vago” y producen un efecto hipnótico en quienes escuchan:

– El país sabe lo que pienso
– La inmensa mayoría
– El país es testigo
– El gobierno ciudadano
– Dejen que el país funcione
– la opinión publica lo pide

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día