Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

POP

El séptimo hijo

El séptimo hijo El séptimo hijo

"La película tiene escasa fábula, pero buen relato. Las actuaciones y los efectos especiales salvan el espectáculo transformándolos en una película de matinée de los años ’50, pero con una espectacularidad del siglo XXI".

Por


Profesor de Estado (Universidad de Chile), Doctor en Filosofía y Doctor en Materias Literarias (Universidad de Florencia, Italia). Se ha dedicado a la filología medioeval y humanista, dando especial importancia a Dante, Petrarca y Boccaccio sobre los que ha escrito numerosos libros y ensayos. Ha traducido al castellano textos de cronistas florentinos que vivieron en América en los siglos XVI y XVII. También ha publicado libros de historietas de dibujantes chilenos.

Un argumento que está más visto que trasero desnudo de modelo en busca de futbolista con plata.

El libro original, escrito por Joseph Delaney, se intitula The Last Apprentice (El último aprendiz) y es el primero de la serie The Wardstone Chronicles. Trata del antiguo tema del rito de pasaje de la adolescencia a la adultez de la mano de un maestro viejo y experimentado.

La película tiene escasa fábula, pero buen relato. Las actuaciones y los efectos especiales salvan el espectáculo transformándolos en una película de matinée de los años ’50, pero con una espectacularidad del siglo XXI. Las brujas y dragones ya no son hechos con papier maché, sino con computador, que resultan aun más creíbles con la tercera dimensión. Todo en en un escenario al estilo de El señor de los anillos.

Y hay secuencias notables, como la lucha contra el espectro dentro de la armadura.

Jeff Bridges hizo un gran trabajo con su Rooster Cogburn en el Temple de acero de los Hermanos Coen y parece que ha decidido explotarlo como maqueta. Ya dio una prueba de ello como “The Giver” en El dador de recuerdos y tal vez lo había anticipado en la secuela de Tron. transformándolo en un símbolo de la senectud. Lo que no está mal para este refractario del Star System, que sólo tiene 65 años.

Julianne Moore está correcta, pero me gustó más Olivia Williams (Baila con lobos) como la mamá bruja buena y la alemana Antje Traue como la otra bruja que se debate entre serlo o ser una buena madre.

El niño bonito Ben Barnes (El príncipe Caspian de Las Crónicas de Narnia, Dorian Gray) gustará a la jovencitas y la veinteañera sueca Alicia Vikander gustará tanto a los lolos como a los lolosaurios, pero nada más. Por su parte, Djimon Hounson se ve impresionante tanto como guerrero como dragón.

El ruso Sergei Brodov dirige 102 minutos de diversión para todas las edades y lo consigue. Sobre todo para los que quieren ir a l cine a pasar un buen rato y no a pensar.

(Seventh Son. USA/Gran Bretaña, 2014)

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día