Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

¡En la derecha no hay liberales, hay neoliberales!

¡En la derecha no hay liberales, hay neoliberales! ¡En la derecha no hay liberales, hay neoliberales!

Es primordial que, al momento de comenzar un debate ideológico, no nos perdamos: nuestra derecha completa no es liberal, sino neoliberal.

Francisco Méndez

Por


Columnista.

Mucho se ha hablado por estos días del liberalismo. Felipe Kast, quien se opone a temas básicos que defendería esta rama del pensamiento, dice ser su representante en Chile Vamos, aunque no haya nada realmente concreto que lo acredite.

Es cierto, está de acuerdo con el matrimonio igualitario, pero esta postura parece nacer más bien por razones generacionales o de clase-muchos de sus pares ABC1 han comenzado a salir del clóset y formar destacables fundaciones-, que de una fascinación por la libertad y el ejercicio igualitario de derechos. Por lo que cada vez que dice defender esta iniciativa, lo cierto es que pareciera que está defendiendo a un grupo de amigos más que otra cosa.

Cuando habla del aborto queda más que claro que su liberalismo estético es solamente una manera de diferenciarse tanto de Ossandón como de Piñera. Recurre a su supuesto pensamiento, enfatizando en su condición liberal mientras argumenta posturas sumamente conservadoras al respecto. Es cosa de escucharlo cuando, en un programa de televisión transmitido por dos canales nacionales, se le puso el caso de una niña que quería abortar para continuar con su vida, luego de haber sido abusada. En ese momento el diputado comenzó defender su concepción religiosa de lo que había en el vientre de la muchacha, por sobre a la muchacha misma, llegando incluso a ponerle nombre a eso que ni siquiera era un feto, para así intentar dejar en claro, sin mucho éxito, que estaba salvando una vida humana. Estrategia que tal vez puede resultar inteligente para él y sus asesores, pero que hace agua por todos lados cuando intenta sustentarse.

Es que si somos realistas, y no nos dejamos envolver por palabras y frases que suenan parecido a algo, la verdad es que la derecha sigue siendo la misma. Para ellos el “liberalismo” no es más que la mal llamada “libertad económica”, aquella en la que son libres quienes tienen más fuerza. Por ello intentan no ser “interrumpidos” por regulaciones de ese Estado cuya precariedad utilizan para coartar las libertades reales, esas que unicamente se pueden consolidar una vez que haya derechos garantizados.

Pero si se garantizan esos derechos, el “libre mercado” deja de funcionar debido a que, según ellos lo conciben, este debe operar sobre la base del contraste entre personas frágiles y fuertes económicamente. Así los grandes pueden seguir creciendo, mientras los chicos tienen la obligación de recurrir a estos sin siquiera soñar con exigirles algo ya que, en ese contexto, los derechos no existen. Y todo, absolutamente todo, es transable en desmedro del pequeño.

Es primordial que, al momento de comenzar un debate ideológico, no nos perdamos: nuestra derecha completa no es liberal, sino neoliberal. Es decir, no cree realmente en la libertad, sino en el libre ejercicio de ganar, de crecer y de acumular, pero nunca de compartir ni mirar a un igual. Eso sería perder.

Por esto es fundamental identificar de manera certera la incosistencia de quienes intentan pasar por lo que no son. Hay que poner ojo en personajes que intentan alejarse de su historia y lo que piensan, porque este alejamiento les sirve para volver invisibles las diferencias ideológicas y, por ende, los intereses de cada sector sobre el futuro del país.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día