Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

¿Estamos preparados para PrEP?

¿Estamos preparados para PrEP? ¿Estamos preparados para PrEP?

"PrEP puede tener un alto impacto en la prevención en nuestra región dado el contexto epidemiológico".

Leonardo Arenas

Por


Coordinador AIDS Healthcare Foundation (AHF CHILE)

La Organización Mundial de la Salud ha publicado una serie de módulos para apoyar la implementación de la Profilaxis Oral Previa a la Exposición, más conocida por la sigla PrEp. La serie consta de 11 módulos que van dirigidos a los profesionales de la salud, proveedores de servicios de pruebas de VIH (principalmente organizaciones de la sociedad civil), educadores y activistas comunitarios, tomadores de decisión en políticas públicas y, por supuesto, usuarias/os de PrEP.

Esta publicación aparece en momentos que se está pronto a iniciar un plan de implementación de PrEp en nuestro país. Dentro de las medidas propuestas por el Programa Nacional de Prevención y Control de VIH-Sida e ITS del Ministerio de Salud luego de conocerse el aumento de un 45% de nuevas infecciones por VIH en el transcurso de los últimos cinco años, se encuentran: la incorporación del test rápido, la profilaxis oral pre-exposición y el inicio de tratamiento a toda persona notificada por infección de VIH sin estar sujeta al conteo de CD4; en línea con las recomendaciones del Programa de Naciones Unidas contra el Sida – ONUSIDA-, la Organización Mundial de Salud –OMS- y los acuerdos regionales que pretenden alcanzar las metas “90-90-90” al 2020 y el fin del sida al 2030.

De todas las propuestas, la más desconocida y aún en debate es la entrega de PrEP por parte del sistema público o con apoyo de las organizaciones de la sociedad civil, aunque el 2014 la OMS publicó una recomendación de ofrecer PrEP a hombres que tienen sexo con hombres, la que fue ampliada en la nueva recomendación de 2015 a “toda población con sustancial riesgo de infección por VIH como parte del abordaje de prevención combinada para VIH”.

Evidencia sobre PrEP

El Informe “Ending AIDS. Progress towards the 90-90-90 targets” de ONUSIDA reconoce que disponibilidad de PrEP es aún limitada. A junio de 2017, algún nivel de acceso a PrEP había sido reportado en 60 países. Entre 2012 y 2017 el número estimado había sido cercano a 250.000 personas, en donde Estados Unidos aportaba 220.000 (a 2017 se estimaban en 124.000 las personas en PrEP).

PrEP en América Latina

Como se puede apreciar en la gráfica, sólo dos países de América Latina tenían regulaciones aprobadas, pero el uso de PrEP es aún privado. Lo que implica un retraso respecto de las metas acordadas por representantes de gobiernos y estados de América Latina y el Caribe, representantes de las organizaciones de la sociedad civil y agencias de cooperación en el II Foro Latinoamericano y del Caribe sobre el Continuo de Atención, realizado en la ciudad de Rio de Janeiro en 2015, en donde los países se comprometen a trabajar en el proceso de definición de sus metas nacionales de 90-90-90, cero discriminación y prevención combinada, en donde una de las metas es el “Número de países que llevan a cabo pilotos sobre PrEP como una opción dentro de un paquete de prevención combinada al VIH” con una línea basal de dos países y el compromiso de 10 países al 2020.

Pero, ¿cuál es la evidencia existente de las intervenciones en PrEP? Un paper del Dr. Ravasi y otros colegas, publicado en Journal International of AIDS Society revisa la situación de algunos proyectos de implementación de PrEP en nuestra región, luego de experiencias en Brasil, Perú y Ecuador en el marco de un ensayo multinacional.

Algunos estudio que se están desarrollando actualmente se encuentran en Brasil, donde la Fundación Oswaldo Cruz está llevando a cabo un proyecto en Rio de Janeiro y Sao Paulo en alianza con organizaciones de la sociedad civil, cuyo objetivo es evaluar la aceptación, seguridad y viabilidad de acceso gratuito a PrEP para hombres que tienen sexo con hombres (HSH) de alto riesgo y transgéneros femeninas (TGW), con el fin de generar información para una implementación de PrEP en el sector público. Mientras que en Perú, en donde ya existe la prescripción de PrEP a quienes puedan comprarla, existe un proyecto que involucraría las zonas de Lima-Callao, Costa Norte y Amazonas dirigido a hombres que tienen sexo con hombres y transgéneros femeninas.

La Clínica Condesa en Ciudad de México, ofrece PrEP a un número limitado de trabajadores sexuales masculinos y otros HSH; mientras que en Ciudad de Guatemala, la implementación la ejecuta la ONG Amigos Contra el SIDA.

Desafíos de implementación

Hay, al menos, dos desafíos que son críticos en la implementación de PrEP en nuestra región. Lo primero es el costo anual del fármaco que oscila entre $420 y $ 600 USD (el innovador) y $ 75.00 USD el genérico precalificado por la OMS. Aunque los costos del medicamento estarían disminuyendo.

El segundo desafío es el uso de condón en poblaciones claves. De acuerdo al Reporte de Progreso en la Respuesta Global al SIDA (GARPR) de ONUSIDA, revela que un 65% de las transgéneros femeninas uso condón con el último cliente, mientras que un 47% de HSH reportó usar condón en su última relación sexual.

Las conclusiones del artículo es que PrEP puede tener un alto impacto en la prevención en nuestra región dado el contexto epidemiológico; pero deben darse en una estrategia de prevención combinada centrando la oferta en las poblaciones claves en sinergia con programas de condones y lubricantes y la ampliación de las pruebas de VIH.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día