Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Estimulación del punto G: orgasmos garantizados

Estimulación del punto G: orgasmos garantizados Estimulación del punto G: orgasmos garantizados

Hace unas semanas, recibí de la tienda de juguetes para adultos Japi Jane, un hermoso regalo: el vibrador Delight Deluxe, que estimula específicamente el punto G. La experiencia fue tan maravillosa, que decidí escribir sobre ella. Quizás habrás escuchado del punto G pero no sabes muy bien qué es, donde está y si existe realmente o es más bien un mito. Bueno, te cuento que sí existe pero que es casi imposible de estimular a través de una penetración vaginal porque el pene no alcanza el lugar donde se encuentra. Nosotras, sin embargo, contamos con nuestros flexibles deditos, que alcanzan lugares dentro de la vagina que el pene no… y ese es el caso del punto G.

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

El clítoris, ese botoncito maravilloso ubicado al comienzo de la vagina, justo donde se unen los labios, es una estructura grande, que está detrás de la vagina: comienza arriba de la vagina y desciende por dentro de los labios vaginales. Podríamos decir que ese maravillosos botoncito es la punta del iceberg porque en realidad, el clítoris es la estructura completa y el botoncito, se llama glande y la parte visible es sólo una parte de este maravilloso glande, el cual tiene millones de puntos nerviosos que al ser estimulados, producen los más maravillosos orgasmos. De hecho tiene más del doble de terminales nerviosos que el glande masculino. Detrás de este botoncito mágico, se encuentra el resto del glande clitoriano y ese, queridas mías, es el punto G. No está hacia la espalda, como algunas piensan, sino bajo la vejiga y justo detrás de nuestro botón de placer. Aquí hay una imagen del clítoris, mostrando cómo se ve detrás de la vagina. El glande, es el botoncito que queda afuera y que tú puedes ver y el punto G, es la parte del glande que queda detrás de la vagina, que no puedes ver.

clitoris

Para estimular el punto G, puedes hacerlo con los dedos, introduciéndolos en la vagina y presionando el glande desde adentro hacia afuera. Incluso puedes hacer una especie de pinza con tus dedos (orgasmo asegurado), donde con un dedo presionas desde adentro hacia afuera del glande clitoriano y con el otro dedo, presionas suavemente el botoncito mágico hacia adentro. Esa estimulación te hará sentir una explosión de placer en pocos minutos o puedes utilizar un juguete, como el Delight Deluxe, disponible en Japi Jane. Veamos cómo funciona y cómo lo puedes ocupar para alcanzar tantos orgasmos como quieras, descubriendo la maravilla de nuestro glande femenino.

Lo primero que debes hacer es escoger un lugar de tu casa tranquilo y cerrar los ojos, imaginando una situación que te excite o alguien con quien te encantaría tener sexo. Puedes estimular todo tu cuerpo, recorriéndolo suavemente con la yema de tus dedos, deteniéndote en los pezones, el cuello y la vagina, mientras sigues imaginando lo que quieras. Cuando estimules la vagina hazlo suavemente, recorre los labios internos y estimula alrededor del clítoris, haciendo pequeños círculos. Notarás como se ensancha, con más sangre, dándote más y más placer. Presiónalo con cuidado. Recuerda que es muy sensible. Cuando estés bien excitada (lo notarás por el líquido vaginal que comenzarás a secretar) introduce el Delight Deluxe en la vagina, mientras sujetas fuerte su base, ya que desde ahí podrás controlar sus velocidades. Ubica la punta del Delight justo detrás del glande clitoriano y presiona, mientras subes la intensidad de la vibración. Con la mano que queda libre sigue recorriendo tu cuerpo y descubriendo qué partes te gusta estimular más: cabeza, cuello, pechos, labios. Mientras estás presionando el glande por detrás con el Delight, puedes presionar por delante con tu mano, haciendo pequeños círculos alrededor del glande y presionando suavemente hacia adentro. La sensación es de placer máximo y los orgasmos son verdaderas explosiones de sensaciones nuevas.

image1

Otra cosa entretenida del Delight, es que puedes hacerlo recorrer el cuerpo calloso del clítoris. En palabras simples, puedes hacerlo vibrar por dentro de la vagina, por detrás de los labios vaginales, estimulando el cuerpo calloso del clítoris. Quizás descubras que te gusta más estimular estas partes que el glande. Si te masturbas con la mano, puedes introducir una mano y presionar por dentro de la vagina detrás de los labios vaginales y con la otra mano, presionar el mismo lugar hacia adentro, desde afuera.
Si te masturbas sin el Delight, puedes hacer todo lo que he señalado con tus propias manos, aunque claro, no tendrás el plus de la vibración y la facilidad de alcanzar el punto G que tiene este juguete, ya que con las manos necesitas mucha pero mucha flexibilidad (no te preocupes. Nada que la práctica habitual no te permita alcanzar).

Siempre recomiendo que antes de comprar un juguete, te explores con tus propias manos. Hay mujeres que disfrutan más del punto G, otras de la estimulación del glande del clítoris, otras de la estimulación de los pezones y otras, de introducir los dedos en la vagina estando “de guatita” en la cama, con las piernas flectadas. Cuando ya sepas qué partes del cuerpo disfrutas más y en qué posición, puedes comprar un vibrador con una forma determinada, un estimulador del glande del clítoris, del punto G, etc. Recuerda siempre lavarlos con agua tibia y jabón neutro antes de usarlos.

Les dejo entonces más que recomendado este juguete pero lo más importante y lo que más recomiendo es conocer tu cuerpo, masturbarte las veces que quieras, descubrir posiciones y lugares del cuerpo que más te gustan durante la masturbación. Tú eres la persona que más placer se puede dar y quien diga lo contrario no sabe lo maravilloso que es el cuerpo de una mujer.

Gracias Japi Jane, por el orgasmo concedido.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día