Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

País

Factores de calidad en el aula, como piedra angular del debate

Factores de calidad en el aula, como piedra angular del debate Factores de calidad en el aula, como piedra angular del debate

Si bien la asistencia a clases es importante, se ha comprobado también que es beneficiosa solo cuando se asiste a programas de calidad, y creemos que esto es posible cuando el desarrollo del lenguaje es considerado como el pilar central de la educación que se da en los primeros años, y el trabajo con los educadores es acompañado y retroalimentado por sus pares y directivos, conformando una red de aprendizaje.

En los últimos meses el ámbito de la educación ha estado en el centro del debate nacional, con voces de apoyo y de rechazo a una serie de reformas que buscan que Chile sea un país que ofrezca igualdad de oportunidades. Más allá de si esa es o no la fórmula correcta, creo que todos aspiramos a cumplir ese anhelo y estamos en la búsqueda de las respuestas para resolver esta problemática desde su raíz.

A mediados de noviembre, Fundación Educacional Oportunidad realizó su 4to Seminario Internacional de Educación Inicial, el que contó con la participación de la directora del programa Attendance Works de Estados Unidos, Hedy Chang, y el investigador en lenguaje y curriculum de la U. de Vanderbilt, David Dickinson. Esto, porque creemos necesario comprender y hacerse cargo de los distintos factores que dificultan la entrega de una educación de calidad para nuestros niños en el aula y no concentrarse solo en aquellas temáticas más discutidas.

La asistencia tiene un rol silencioso pero esencial a la hora de brindarle a los niños, especialmente de sectores vulnerables, más y mejores oportunidades. Chang, reconocida por su trabajo en esta área en escuelas norteamericanas, destacó que la asistencia constante a clases, sobre todo en los primeros años, es uno de los factores determinantes del éxito académico, en cuanto se ha demostrado que el ausentismo crónico (faltar más del 10% de los días escolares), impacta negativamente el rendimiento  en matemática y lenguaje, en segundo y quinto básico. Para quienes trabajamos en educación inicial este dato no deja de ser preocupante, sobre todo cuando sabemos por un estudio de la fundación que más un 66% de los niños chilenos de pre kínder y kínder presentan “ausentismo crónico precoz”, por lo que creemos que este tema debe entrar cuanto antes a la discusión.

¿Qué tan efectivo es tratar de mejorar la calidad de la educación en las escuelas si los niños, de todos modos, no la están recibiendo porque no asisten a clases? Habría que pensar entonces en cómo combatir este problema. En el seminario, Chang propuso que en el prolijo entendimiento de las razones detrás de las inasistencias de un niño, está la mejor arma de lucha de las escuelas para revertir esa situación. Como fundación hemos explorado varias estrategias efectivas que aumentan la asistencia de los niños y que esperamos poder promover en las escuelas con las que trabajamos, como en otras que tienen baja asistencia en los niveles iniciales.

Si bien la asistencia a clases es importante, se ha comprobado también que es beneficiosa solo cuando se asiste a programas de calidad, y creemos que esto es posible cuando el desarrollo del lenguaje es considerado como el pilar central de la educación que se da en los primeros años, y el trabajo con los educadores es acompañado y retroalimentado por sus pares y directivos, conformando una red de aprendizaje. Dickinson, como investigador en lenguaje, explicó que en el desarrollo de éste en la edad preescolar es cuando existen mayores oportunidades para influir positivamente en el desempeño futuro de alumnos en situación más vulnerable. El experto promueve  que una buena formación profesional de los educadores, sustentado en modelos claros de enseñanza, acompañada de un proceso de coaching, serán tan vitales para la calidad en el aula como el contar con un currículum enfocado en lenguaje y en una base rica en conceptos.

En concreto, señala que un currículum que estimule el aprendizaje con materiales, prácticas pedagógicas y actividades efectivas, combinado con un coaching de alta calidad al equipo escolar, puede prever un efecto positivo en el nivel de conciencia fonológica, de lenguaje y de matemáticas de los niños.

Estos y otros avances en educación, enriquecen el debate sobre la calidad que estamos entregando en nuestros establecimientos y nos demuestran que ésta no comienza ni termina en la estructura del sistema, más bien, que existe una variedad de factores que son primordiales para lograr calidad y buenos resultados en los niños y que muchos de ellos pueden ser abordados desde la sala de clases.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día