Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Mujer

Fifi: sexualidad adolescente en la era de Facebook

Fifi: sexualidad adolescente en la era de Facebook Fifi: sexualidad adolescente en la era de Facebook

Los y las adolescentes viven su sexualidad cada vez a más temprana edad. Es cierto y cierto es también, que la viven sin educación sexual que tome en serio esta realidad desde un punto realista y no puritano, pues estos jóvenes van a otro paso, a otro nivel y no pueden ser analizados con el mismo cristal de generaciones anteriores. De nada sirven aquí las moralinas y el objetivo de obligarles a no tener sexo. Más bien pareciera urgir, educación sexual que incluya el uso de preservativo y la transmisión de infecciones sexuales, pues ni en el video de hace ocho años atrás ni en el actual se ve el uso del condón.

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

Hace ocho años, una adolescente de catorce años, vestida con su uniforme escolar, le hacía sexo oral a uno de sus compañeros en una plaza, mientras era grabada y observada por los demás de sus compañeros. Este video fue compartido de celular en celular y subido a las redes sociales, hasta que se hizo viral. Este fue el famoso “wena Natty”. La adolescente fue después identificada en las calles, expulsada del colegio y objeto de constante cuestionamiento social.

“No tiene respeto por sí misma, le gusta poco, Maraca”. Ella y solo ella, fue analizada públicamente por mis colegas y por opinólogos “¿Por qué las adolescentes de ahora se comportaban de tal deshonrosa manera?, ¿qué estaba ocurriendo?, ¿era culpa de su familia?” Ella fue sancionada a tal punto por la sociedad, que terminó en tratamiento psicológico. Ella y sólo ella… nadie cuestionó la familia del joven al que le hacían sexo oral, su honra o su comportamiento y menos, cuestionaron el haber difundido el video por las redes sociales.

Ahora, ocho años más tarde, la historia se repite. Se trata del video que se ha convertido en un viral que muestra a una adolescente a la cual llaman “Fifi”, teniendo sexo con dos jóvenes, en diferentes ocasiones y a un grupo de adolescentes realizando juegos sexuales, donde esta chica junto a una amiga se besan entre ellas y a los presentes.

Como Psicóloga, muchas cosas me llaman la atención de este video. Una de ellas es la experiencia sexual que muestra la chica ante una aparente corta edad y en donde al igual que el video de hace ocho años, la sexualidad que antes era privada pasa a la esfera de lo público.

No es de extrañar en esta, la era de Facebook, Twitter e Instagram, donde se ha disminuido cada vez más el espacio de la intimidad y se ha vuelto difusa la línea que separa lo privado de lo público. Atrás quedaron los diarios de vida que guardábamos con un candado. Pareciera ser que especialmente en la adolescencia, ante la necesidad de mostrarse ante los demás y obtener aprobación, debiera de compartirse todo, desde lo que se está pensando hasta el plato que se va a comer… y la sexualidad no se quedó fuera. Esto se observa en este nuevo viral, en escenas donde se posiciona la cámara de forma tal que capte los rostros, como realizando una verdadera performance, se gesticula y se saluda cuando se enfoca. Pareciera ser, que el mostrarse sexualmente activos, daría quizás una especie de estatus ante el grupo.

Anticipándome a los comentarios que se harán acerca de cómo los adolescentes están cada vez más desinhibidos y cómo hace falta la familia, quisiera señalar que la adolescencia es la etapa per se de la desinhibición y la vivencia de lo erótico. Siempre han existido juegos y toqueteos sexuales, desde el callejón oscuro hasta estas experiencias de penetración o felación. Lo erótico y el deseo son los mismos. La diferencia está, en el acceso a internet, en aprender lo que hay en otros países y en que lo que antes se mantenía oculto, bajo el temor de ser descubiertos por los padres u otras personas, ahora se hace público, pues la identidad se hace allí afuera.

Sin embargo, hay algo que no cambia, que pareciera negarse a mutar y es el machismo que nos marca como país, lo cual es bastante desalentador, pues esos chicos de los videos, son los que seguirán reproduciendo en un futuro esos mismos tipos de masculinidades. He leído los comentarios de este video “Fifi” y todos son al igual que hace ocho años atrás. Se apunta a esta chica, denostándola con palabras humillantes por esta sexualidad tan vivida. Es objeto de burla, bromas y análisis de por qué esta conducta inapropiada. Nada se dice de los valientes galanes que aparecen en los videos y que son quienes graban, nuevamente, a esta adolescente mientras les practican sexo oral. Ella es quien les da placer a ellos y ellos, son quienes le dan órdenes, la graban, la mueven a su antojo y se enfocan con gestos a la cámara ¿La sexualidad de ellos no está en juego?, ¿no es acaso también tener sexo, el recibir sexo oral?, ¿por qué entonces nadie los cuestiona?

Tan pequeños y ya aprendiendo lo que es ser un hombre en la sexualidad, utilizando a esta chica y sacarle el mejor provecho. Tan pequeños y aprendiendo a utilizar a las mujeres como un objeto para SU placer. En ningún momento se ve a estos chicos darle a ella placer y grabarse en ello… ¿o eso sería muy aburrido para la creciente masculinidad que se está formando o humillante para ser subido a internet? ¿Por qué subieron estos videos a las redes sociales?

Los y las adolescentes viven su sexualidad cada vez a más temprana edad. Es cierto y cierto es también, que la viven sin educación sexual que tome en serio esta realidad desde un punto realista y no puritano, pues estos jóvenes van a otro paso, a otro nivel y no pueden ser analizados con el mismo cristal de generaciones anteriores. De nada sirven aquí las moralinas y el objetivo de obligarles a no tener sexo. Más bien pareciera urgir, educación sexual que incluya el uso de preservativo y la transmisión de infecciones sexuales, pues ni en el video de hace ocho años atrás ni en el actual se ve el uso del condón, aspecto que pareciera quedar fuera de la discusión, que sólo se centra en lo “fácil” de la chica. Nada pareciera importar que estos adolescentes que viven la sexualidad a tan temprana edad, no utilizan preservativo para cuidarse de enfermedades de transmisión sexual ¿Hablaron sus familias con ellos sobre el uso de condón? ¿Sabrán siquiera cómo se usa uno?

Lo que este nuevo video me hace pensar, de forma urgente, es que el machismo se sigue reproduciendo en nuestras sexualidades, en quienes opinan de la sexualidad de otros y que ello nos sigue dejando en posición de objetos dadoras de placer. También urge el que no exista educación sexual de calidad y el que las moralinas retrasen el uso del necesario condón. Nuestros pensamientos siguen estancados, mientras que los de nuestros adolescentes cambiaron y no están siendo escuchados desde una perspectiva realista.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día