Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Final a la vista

Final a la vista Final a la vista

Tras el extraordinario triunfo de la patrulla juvenil en el sur de Chile, el popular debe enfrentar una nueva final en su historia, ante Everton por Copa Chile y el cupo a Copa Libertadores de América.

Por


Periodista, músico, documentalista, docente y community manager, realizador de la saga "Ejemplo de Valor", representante de Colo-Colo en el programa Show de Goles.

Terminó el Campeonato Nacional y queda la sensación de que el tiempo fue lo que jugó en contra de Colo Colo. Ello, porque el equipo de Pablo Guede tardó semanas en encontrar su equilibrio, situación que no es culpa del adiestrador, más bien de la dirigencia al traer tarde al argentino a Macul.

En mi opinión, Guede demoró lo prudente para mejorar físicamente a un equipo que venía mal manejado y con un sistema táctico que dejaba mucho que desear, en el sentido de las alternativas y sorpresas que podía mostrar en cancha.

Si hacemos un balance, Colo Colo jugó 15 partidos, ganó 6, empató 5 y perdió 4, llegando a 23 unidades y rematando en la quinta posición del torneo. Pero además, jugó Copa Chile, torneo que hoy lo tiene disputando la final, que por cierto, tiene un enorme premio consigo: cupo directo a Copa Libertadores de América.

Existe mucho morbo en lo que vendrá el próximo miércoles, ya que en la memoria histórica está el registro de aquella final del año 2008 entre el Campeón de América y Everton por el Torneo Nacional, partido que el Eterno en 45 minutos perdió la llave y el título de forma inexplicable. Pero hoy, la historia es totalmente distinta.

Me parece que el popular llega en su peak de rendimiento para esta final. Ya son muchos los partidos donde el Cacique viene mostrando un excelente fútbol, un juego veloz, de presión intensa, defensa sólida, un batallador mediocampo y una fina delantera si lo comparamos con el torneo pasado. Sumemos a esto lo ocurrido en jueves pasado, donde un joven Colo Colo comandado por Pajarito Valdés, fue capaz de ganarle a Palestino, tapando bocas de muchos comentaristas y en especial de Victor Hugo Castañeda, quién dijo que la formación de Guede era una vergüenza.

Este equipo es el reflejo del trabajo, es el reflejo del esquema por sobre los jugadores, es el reflejo de un DT ambicioso y que respira fútbol, que a pesar de no ganar el Torneo Nacional, sin dudas, logró plasmar su fútbol. Pablo Guede en cuatro meses ya tiene una final, Copa Chile, muchos dirán que es la Copa B, y lo es, pero desde que tiene Cupo a Copa Libertadores, ganarla tiene otro sabor.

Pero lo planteo de la siguiente forma… Si Colo-Colo gana Copa Chile, sería el mejor inicio de la era Guede, ello, porque dicho trofeo no llega hace 20 años al Estadio Monumental y, además, estar otra vez en un certamen internacional para el popular siempre es algo bueno.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día